Archivo de la categoría: Periódico CNT

Periódico cnt nº 392 – Agosto/Septiembre 2012

Descargar periódico

Este otoño, ¡a la calle, a la huelga!

La CNT ha puesto en marcha una nueva campaña de movilizaciones que tiene como objetivo a los responsables y beneficiarios de las políticas que, contra la clase trabajadora, están impulsando los distintos gobiernos y las instituciones europeas, al servicio de la banca y la gran patronal.

No nos engañemos, lo que llaman crisis económica no es sino la forma cotidiana de funcionamiento del capitalismo, gestionado por élites decididas a suprimir las conquistas obreras y populares, en un desesperado intento por mantener a flote un barco que hace aguas a ojos vista.

Frente a esto, apostamos por la movilización general y sostenida, con respuestas contundentes, acordes con la gravedad de los ataques que estamos sufriendo los trabajadores y trabajadoras.

Debemos apuntar a un cambio radical de modelo económico, político y social, más allá de la mera aspiración melancólica a recuperar el “status quo” que ha imperado desde la llamada “transición democrática”, o a una estéril alternancia partidista dentro de un modelo político, económico y sindical que es parte del problema y que se encuentra en el origen de la dramática situación que padece hoy la clase trabajadora.

Por ello, CNT rechaza las conclusiones y propuestas de la llamada “Cumbre Social”, impulsada desde el sindicalismo de CCOO y UGT. Estos dos sindicatos, miraban hacia otro lado cuando se precarizaba el mundo del trabajo, y aceptaron, cuando no pactaron, las sucesivas reformas contra los derechos laborales básicos y el sistema público de pensiones, apoyando el entramado institucional europeo, una Constitución y unos Tratados Europeos, y se limitan ahora a proponer una ambigua vuelta a una situación anterior a la “crisis”, algo que deja clara que su pretensión principal es que el Estado les siga reconociendo su papel de mediadores y apaciguadores de la conflictividad social.

La “Cumbre Social” no pretende sino aglutinar en torno al sindicalismo institucional, el movimiento social de respuesta a estos ataques, tratando de silenciar el protagonismo que en el último año han tenido en las movilizaciones su cuestionamiento como apuntaladores del pacto social y la búsqueda de alternativas. Para ello dirigen la movilización a callejones sin salida o a estériles propuestas, como lo son el ya rechazado referéndum o la organización de una consulta social, propuestas que no hacen sino desviar la atención sobre la falta de continuidad dada a la huelga general del 29M y su negativa a poner en marcha un verdadero proceso hacia la huelga en consonancia con la gravedad de los ataques.

La gravedad de la situación, el retroceso social que se pretende, exige la unidad de los trabajadores y trabajadoras, de todas las organizaciones de clase, pero en torno a un proceso real de lucha, desde la ruptura con el pacto social, y analizando las causas que nos han llevado a esta situación. Por eso CNT estará en la calle, de dónde no hemos salido en los últimos años, tanto en movilizaciones propias y también, codo con codo con quienes quieran realmente luchar en este sentido.

La convocatoria de una huelga general de 24 horas en Euskadi y Navarra para el próximo 26 de septiembre nos coloca a todos ante la disyuntiva de asumir nuestra responsabilidad. Los motivos que justifican esta huelga se extienden más allá de estos territorios al conjunto de la clase trabajadora y por ello interpela directamente a la voluntad real de lucha de quienes, hoy por hoy, tienen la capacidad de extender esta convocatoria a todo el estado, que deben dar la cara y no esconderse detrás de absurdos referéndums, o de la enésima manifestación.

CNT ha hecho un llamamiento a otras organizaciones sindicales combativas, a los movimientos sociales y a los trabajadores y trabajadoras en general para trabajar por desbordar y extender las huelgas sectoriales y de empresa previstas para el primer mes de otoño, para tratar de hacer de la extensión de la huelga del 26S a todo el estado un proceso irreversible, y tras esta, apostar por ir más allá de los paros de 24 horas, hacia un proceso huelguístico con capacidad real de cuestionar el modelo político y económico.

En ese sentido, y de no extenderse finalmente la convocatoria del 26S, CNT, convocante de la huelga en Euskadi, junto a otras organizaciones sindicales y sociales, llamará el 26S, en todo el Estado, a una Jornada de Lucha en apoyo a esta huelga general.

Frente al paro, los recortes y el pacto social. Ni consultas, ni referéndums, es la hora de luchar. Hacia la Huelga General.

Secretariado Permanente del Comité
Confederal de la CNT

En éste número:

  • Portada | Un otoño para la lucha y la esperanza
  • Sindical pág 4 | RENFE, crónica de una privatización anunciada
  • Economía pág 6 | Vamos a tener razón. Análisis sobre la reforma laboral
  • Actualidad pág 12 | Entrevista a Eleuterio Sánchez Rodríguez, “El Lute”
  • Global pág 16 | Encuentros necesarios en Saint Imier
  • Memoria e Historia pág 20 | El origen del movimiento anarquista internacional
  • Cultura cuadernillo central | Entrevista a Juan Mariné, cineasta partícipe en la colectivización del cine
  • Opinión pág 24 | Armas silenciosas para una guerra tranquila
  • Contraportada | Entrevista a David García, de la radio libre Irola Irratia

Periódico cnt nº 391 – Julio 2012

Descargar periódico

De nosotros y nosotras depende

El gobierno y las instituciones europeas están enredados en una ceremonia de la confusión a cuenta del rescate que España necesita para taponar el agujero dejado por años de especulación inmobiliaria en beneficio de unos pocos.

Lo único claro al respecto es, que la factura la pagaremos los trabajadores y trabajadoras, una vez más. Para que así sea, distintos gobiernos, el BCE, el FMI, la Comisión Europea y los “mercados” interpretan su papel, en un guión  que pasará, si no hacemos nada para impedirlo, por una nueva vuelta de tuerca contra los derechos de la mayoría, empeorando aún más la legislación laboral, facilitando aún más los despidos, reduciendo la desprotección por desempleo, acelerando el retraso de la edad de jubilación, recortando servicios públicos, etc. Un guión que el gobierno Rajoy se sabe de memoria y que ha demostrado que sabe interpretar sin “hombres de negro” que se lo impongan.

El destino que las élites europeas han reservado a las clase trabajadoras de Europa especialmente en la periferia, es bien claro: devaluación de las condiciones laborales, de los salarios y de la protección social, a la vez que se privatiza todo lo que queda por privatizar, intentando buscar nuevos mercados que les permita postergar algo más la crisis de un sistema que hace aguas a ojos vista.

Y decimos “si no hacemos nada por evitarlo”, desde el convencimiento de que podemos hacerlo y de que la CNT debe jugar un papel fundamental en cambiar ese destino miserable que nos han diseñado. Tenemos que ser capaces de en contra las palancas para movilizar a los trabajadores y a las trabajadoras, convencerles y convencernos de que es posible cambiar esta sociedad y que hay que hacerlo de raíz y generar las herramientas para lucha que nos espera.

La CNT está inmersa en un debate sobre como impulsar esa movilización, cuales son los pasos a dar, cuales son las capacidades que tenemos y como coordinar las luchas. Un debate que debe ser permanente mientras se vayan ensayando las respuestas posibles y las distintas tentativas contar los ataques que se vienen sucediendo. Y la CNT no está sola en ese debate, otras organizaciones y movimientos están en ese mismo proceso de búsqueda y de ensayo ante el fraude, cada vez más evidente para sectores sociales cada vez más importantes, que suponen los referentes políticos y sindicales tradicionales que han imperado desde la Transición y que nos han conducido a esta situación.

Es ahí donde la CNT tiene mucho que decir, tras años de construir un camino propio, frente a todas las dificultades, se empiezan a dar ahora las condiciones para poner en práctica nuestras señas de identidad: acción directa, apoyo mutuo, unidad obrera, horizontalidad, democracia directa, anticapitalismo, cuestionamiento radical del sistema social, construcción aquí y ahora de alternativas… En un proceso en el que no avanzaremos mediante la discusión o la afirmación teórica de estos conceptos sino mediante su puesta en práctica, en este lugar y en este preciso momento.

Vivimos en una sociedad que no acaba de desprenderse del miedo y la pasividad generado por toda una cultura política y sindical diseñada para generar ese miedo y esa pasividad en cantidades industriales. Y sin embargo, la dureza de las medidas, de los recortes, de los ataques hacen que se multipliquen las chispas (movilizaciones y huelgas en la educación, en la sanidad, en el transporte, en la minería, etc ). Allí donde comience una lucha obrera debe estar la CNT avivando la llama, conectando luchas, radicalizándolas, empujándolas más allá, para eso estamos y no valen excusas.

La lucha está en la calle, hacer de esto algo más que un lema, hacer de esto una realidad cotidiana es el reto que tenemos como clase y como organización en los próximos meses, de nadie más que de nosotros y nosotras depende.

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CNT

En éste número:

  • Portada | Huelga indefinida en la minería
  • Sindical pág 3 | La reforma laboral se puede parar
  • Economía pág 6 | ¿Corralito a la vista?
  • Actualidad pág 12 | CNT considera el rescate financiero un nuevo atraco contra la clase trabajadora
  • Global pág 16 | ¿Quién está detrás de la matanza de Houla en Siria?
  • Memoria e Historia pág 20 | A. Dagerman, una niña en la revolución española
  • Cultura cuadernillo central | Entrevista al director de cine Vicente Aranda
  • Opinión pág 24 | Mineros, ecología y 15-M
  • Contraportada | Entrevista a Lino Vital, del Ateneo Libertario de Hervás

Periódico cnt nº 390 – Junio 2012

Descargar periódico

Hace falta la CNT

El gobierno, de la mano de las instituciones europeas, continúa semana tras semana, el ataque contra los derechos de la clase trabajadora. La profundización de los recortes presupuestarios en sanidad y educación, las vergonzosas ayudas a un sistema bancario quebrado, el endurecimiento de la reforma laboral tras el trámite parlamentario, son sólo las últimas medidas.

Mientras, al amparo de la prima de riesgo y de las exigencias de las instituciones europeas, inmersos en una intervención más o menos velada, se anuncian ya los próximos ataques, con recortes en las prestaciones y subsidios por desempleo y nuevos retraso de la edad de jubilación. Todo ello en un clima cada vez más represivo, en el que se adelanta el endurecimiento del Código Penal para castigar cualquier insinuación de resistencia contra estas agresiones.

Ante esto, nada se puede esperar de la clase política, que evidencia día tras día, su papel de meros comparsas de las decisiones que emanan de los centros de poder financiero y de las instituciones europeas. Unos y otros, incluidos aquellos que desde la “izquierda” clamaban hasta hace poco contra los recortes, se aplican ahora, con más o menos convencimiento, a recortar los salarios y reducir empleos en el sector público, aumentando horas de trabajo, empeorando la calidad de los servicios y desviando, en definitiva, ingentes recursos económicos de la satisfacción de las necesidades populares a tapar los “agujeros” financieros de un sistema minado por años de especulación bursátil e inmobiliaria.

De igual forma, poco por no decir nada, podemos esperar del sindicalismo institucional, cada vez más desdibujado tras la huelga general del 29M, que aparece ya lejana, salvo para quienes siguen sufriendo la represión que se derivó de la misma. Las movilizaciones contra los recortes, contra la reforma del sistema financiero, etc. se han llevado adelante en buena medida, a pesar de la inercia y la pasividad de las grandes estructuras sindicales.

Pero esas mismas movilizaciones, y el hilo que las une desde el 29M al 15M, pasando por el primero de mayo, ponen de manifiesto que permanece y crece una voluntad popular de lucha y de resistencia, que a pesar de todo se van articulando redes e iniciativas para expresar el descontento, resistir y buscar alternativas. Las importantes movilizaciones en el sector de la Enseñanza han sido la última muestra.

Estamos ante una crisis económica que ha puesto en cuestión las bases sobre las que se basaba un sistema agotado, alimentado únicamente por la especulación, incapaz de ofrecer más expectativas a la población que la de una devaluación generalizada de las condiciones de vida y de trabajo como medio de supervivencia.

Ahí es cuando la CNT debe mostrar su validez como herramienta de lucha y resistencia, y su capacidad para construir una alternativa de sociedad.

Por eso, ante el agotamiento y la crisis de los referentes políticos y sindicales, es el momento de que trabajemos sin descanso, construyendo paso a paso la organización que necesitamos, tomando la iniciativa, planteando nuestras alternativas y comprometiéndonos con ellas, porque ahora, más que nunca, es cuando hace falta la CNT en la calle y en los tajos.

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CNT

En éste número:

  • Portada | ¿La Bankia gana?
  • Sindical pág 3 | CNT, CGT y Solidaridad Obrera convocan jornadas de movilización del 29 de mayo al 15 de junio
  • Economía pág 6 | ¿Cómo medimos la riqueza?
  • Actualidad pág 12 | El aniversario del 15M condensa en las plazas el trabajo de un año
  • Global pág 16 | Entrevista a la Juventud Anarcosindicalista de Alemania: “La autogestión nos permite trabajar sin jerarquías”
  • Memoria e Historia pág 20 | Las visiones franquistas del anarquismo
  • Cultura cuadernillo central | Entrevista a José Luis G. Coronado, autor del libro “El rastro de la culebra”
  • Opinión pág 24 | Pensamiento, conducta y conformismo social
  • Contraportada | Entrevista a “El Pope”, del CSOA La Casika

Números anteriores

Periódico cnt nº 389 – Mayo 2012

Pincha en la portada para descargar el periódico

Lucha sin cuartel

El Primero de mayo de este año tiene para la CNT una singular dirección: la lucha contra la reforma laboral y los recortes sociales. Una lucha que, a pesar de todo, se está iniciando ahora, ya que los recortes económicos y de derechos no ha hecho más que empezar.

El gobierno, controlado y dirigido por los financieros y políticos europeos, solo tiene dos consignas: una, conseguir fondos para pagar la deuda pública al precio que sea, y dos, hacerlo sin tocar un ápice los intereses económicos de las grandes empresas y las familias ricas y poderosas, tanto de dentro como de fuera del país.

En lugar de medidas para controlar el fraude y la evasión de capitales, nos encontramos cambios en el código penal para criminalizar -aún más- las protestas sociales en las calles. En lugar de un impuesto sobre las transacciones financieras, nos encontramos con un aumento de los impuestos que pagan todos y todas las trabajadoras. En lugar de garantizar la cobertura de los servicios públicos, nos encontramos con privatizaciones y recorte de prestaciones. En lugar de articular medidas para ayudar a los millones de parados que ya no perciben ninguna prestación, nos encontramos fórmulas para salvar los balances de los bancos que costarán miles de millones, como siempre, a los mismos que aquí lo pagan todo: los trabajadores.

Es la agudización del proceso mediante el cual se trasvasan los ingresos de los que menos cobran, los trabajadores más precarios, los pensionistas, los parados, hacia el gran capital. Un proceso que se inició hace mucho, pero que ahora se vuelve dramático. Porque lo que ellos llaman “reactivar” la economía no es más que aumentar masivamente el nivel de la miseria; seguir reduciendo puestos de trabajo, sueldos, derechos y prestaciones hasta devolvernos a la situación de hace cuarenta años. Eso es a lo que llaman volver a ser “competitivos”.

Pero este no es un proceso imparable, ni es la única solución, ni tenemos que resignarnos con la cabeza gacha. Precisamente, al contrario, es el momento de levantar la cabeza para exigir esos derechos que se nos arrebatan con la única finalidad de seguir manteniendo vivo este sistema, en el que siempre nos toca, paradójicamente, el papel de culpables y a los poderosos, el de salvadores de la patria.

Es el momento de que trabajadores y trabajadoras de distintos sectores y lugares no pensemos en lo que nos separa, sino en lo que nos une como clase social. Tenemos que conseguir que el conflicto no se convierta en algo previsto y controlable, en algo que pueda ser reconducido y fagocitado por el sistema y sus agentes, sean éstos quienes sean y lleven la bandera que lleven. Para articular una lucha efectiva contra estas medidas, los trabajadores debemos estar unidos y las organizaciones que estamos en esta batalla, trabajar juntas en la misma dirección.

Ahora que el gobierno ha dejado claro que no hay nada que negociar en la Reforma Laboral ni en los recortes que está practicando, es el momento de plantear nuevas movilizaciones para continuar con el camino iniciado el 29M hasta conseguir la derogación de esas medidas. Ahora no es momento de sucumbir al terrorismo económico que dibujan continuamente los medios de comunicación, sino de continuar las movilizaciones y dirigirnos hacia una nueva Huelga General mejor preparada y más potente.

El gobierno ya prevé un fuerte incremento de la conflictividad social como respuesta a las medidas que está imponiendo y ha dejado claro que su respuesta será represión y más represión. Ellos saben mejor que nadie que la lucha no se librará en los parlamentos, sino en la calle. Ahora ya solo falta que seamos los trabajadores los que nos demos cuenta de ello.

SP del Comité Confederal de la CNT

En éste número:

  • Portada | 1º de mayo: una jornada de un proceso más amplio de lucha
  • Sindical págs 3 | La movilización no acaba el 29M
  • Economía pág 6 | Convergencia de luchas para salir del capitalismo
  • Actualidad pág 12 | Galicia sigue ardiendo por interés
  • Global pág 17 | M31: Superadas todas las expectativas
  • Memoria e Historia pág 20 | Homenaje a los compañeros caídos en Valencia y Alcalá
  • Cultura cuadernillo central | Entrevista a Claire Auzias sobre la relación entre etnias gitanas y anarquismo
  • Opinión pág 24 | Por qué no soy Repsoliano
  • Contraportada | Entrevista a Alfonso Ábalos, de la Red de Semillas de Extremadura

Números anteriores