Entrevista a Jerry Bordeleau, miembro del sindicato Industrial Workers of the World

Jerry Bordeleau, miembro del comité local del sindicato Industrial Workers of the World en Nueva York, ha ofrecido una serie de conferencias por toda la Península sobre Occupy Wall Steet y el movimiento obrero estadounidense en nuestros días.

La organización de la gira ha corrido a cargo de la Secretaría de Relaciones Exteriores del Comité Confederal y los sindicatos de Barcelona, Zaragoza, Cáceres, Valladolid, Burgos, Madrid y Aranjuez.  Aprovechamos su estancia en Cáceres, el 15 de enero, para entrevistarle.

[Contraportada: Departiendo]

G.Palomo / Periódico cnt

Para empezar, ¿cómo resumiríais la situación política, económica y social en que se encuentra EEUU?

La situación es bastante estable, con dos partidos que siguen dando promesas que no cumplen. Económicamente la situación es muy grave. La gran recesión ha dejado a muchos americanos sin empleo y con un descenso de su calidad de vida. Hay mucha tensión social y una conciencia que crece en las clases bajas de manera que aumentan los conflictos entre los ricos y los pobres.

¿Cómo surge el movimiento Occupy Wall Street? ¿Qué papel ha jugado el movimiento anarquista en él?

El movimiento Occupy Wall Street comenzó el 17 de septiembre cuando un grupo de activistas se reunieron para preparar manifestaciones contra el sistema financiero ubicado en Wall Street, en protesta por la crisis económica desde el 2008 originada por varias firmas financieras. En este momento el movimiento sigue, está totalmente activo pero ya no está concentrado en el parque, el 15 de noviembre la policía lo desalojó. Mucha gente pensó que ese hecho sería el fin del movimiento pero estaban equivocados. Ahora la lucha está centrada en combatir los desahucios ocupando casas, el trabajo con el movimiento obrero produciéndose también ocupaciones en el trabajo, etc.

El papel que ha jugado el movimiento anarquista ha sido a través de lo que conocemos como acción directa. El el pueblo con la acción colectiva puede provocar cambios. En EEUU los medios de comunicación acusan a los manifestantes de socialistas o comunistas cuando alguien se manifiesta contra el sistema, de esta forma se obvia la participación de los anarquistas y sus métodos de lucha (acción directa, asambleas).

¿Cuál es la filosofía de vuestro sindicato? ¿Entorno a qué tipo de ideas se estructura y lleva a cabo su acción?

Nuestra filosofía es muy parecida al anarcosindicalismo de la CNT pero nosotros lo llamamos sindicalismo revolucionario. En pocas palabras: los trabajadores del mundo tienen que organizarse como una clase para vencer a la burguesía en el conflicto de clases y esto se consigue mediante la organización de todos los trabajadores en un gran sindicato de manera que no sólo seamos los productores de la sociedad sino también los dueños de los medios de produccción.

¿Cuál es su implantación y su aceptación a nivel social? ¿Cómo creéis que os ve la comunidad?

Estamos muy activos tradicionalmente en las zonas más industriales de los EEUU, especialmente Noreste, Noroeste y costa Oeste. Sobre todo en el sector servicios, por ejemplo con la campaña del sindicato de Starbucks y también con el sindicato que se está formando en la cadena de comida rápida de sandwiches que se llama “Jimmy Jonh’s”, que están concentrados en el Medio-Oeste. También tenemos campañas en la construcción, telecomunicaciones y demás industrias.

Dentro del movimiento obrero, y la sociedad en general, somos muy famosos por ser radicales y ser un sindicato que no acepta ninguna amenaza de nadie. Creemos en la acción directa y que los trabajadores deberían asumir esta táctica para luchar por sus derechos y vencer para lograr una mayor dignidad.

¿Cuáles son vuestros procedimientos de acción?

La acción directa es una de nuestras estrategias principales. Cuando nuestros afiliados son amenzados por los jefes tomamos todas las medidas que haya al alcance de nuestras manos para  combatir y vencer.  También hacemos huelgas, piquetes y campañas informativas. Por ejemplo estamos haciendo una campaña para los trabajadores de la industria de la preparación y distribución de alimentos y bebidas donde los trabjadores tienen condiciones muy extremas. Vamos a los mercados donde peor situación se da y hacemos piquetes. También acudimos a los locales para explicar a los clientes lo que está sucendiendo allí y lo que están haciendo a nuestros compañeros.

¿Estáis satisfechos en general con los resultados que obtenéis?

Nuestro nivel de satisfacción es muy alta pues, desde mi punto de vista, estas acciones son necesarias especialmente cuando estamos viviendo bajo un sistema que ya de por si es bastante opresivo no solo en contra de los sindicatos sino de los trabajadores en general. No estoy de acuerdo con las tácticas de los sindicatos más convencionales que dicen que quieren ayudar a los trabajadores pero su procedimiento es muy burocrático lo cual no tiene sentido pues mientras están haciendo el papeleo, para supuestamente ayudar a ese trabajador, él sigue sufriendo bajo la represión de sus jefes y nosotros necesitamos ayudar a nuestros compañeros ahora.

¿Obtenéis apoyo de personas u organizaciones ajenas a los wobblies (1)?

Recibimos mucho apoyo de otros sindicatos y obreros, mucha gente en la cultura norteamericana conoce nuestra historia, mejor que peor conocen quienes somos y cuál es nuestra filosofía hacia el mundo aunque también tenemos críticos sobre todo dentro de los sindicatos pues según ellos nuestra política y táctica serían poco realistas. Yo no estoy de acuerdo pues somos muy realistas y en la historia hemos demostrado con sobrados éxitos su validez.

¿Cómo definirías vuestra relación con la patronal y con las autoridades? ¿Soléis encontrar muchos obstáculos en vuestro camino?

Nosotros somos muy antiautoritarios, no creemos en la jerarquía; entonces, cuando hay conflicto entre patronal y trabajador mostramos cero tolerancia. Encontramos muchos conflictos y obstáculos en nuestro camino pero para nosotros la manera de superarlos es la solidaridad entre los obreros. Como nosotros decimos: una agresión a uno es una agresión a todos [“An injury to one is an injury to all” en el inglés original, nota del entrevistador]. Cuando un obrero es reprimido sabe que cuándo es un wobbly no sólo se están metiendo con él sino con todos nosotros.

¿Cuáles son vuestras expectativas de futuro? ¿Cómo prevés que se desarrollarán los acontecimientos a lo largo del año que empieza?

En el mundo que vivimos actualmente, especialmente con los movimientos sociales que han surgido en los EEUU, mis expectativas de futuro son que tenemos que seguir haciendo crecer la noción de solidaridad no sólo entre los obreros sino en la sociedad en general. Sigamos en este camino y  promoviendo la acción colectiva y directa. No podemos tener confianza en las instituciones políticas que supuestamente trabajan para mejorar nuestras vidas pero no es el caso y este año como hay elecciones en los EEUU sigamos en este camino. Sigamos presionando a estas instituciones para hacerles saber que nosotros, el pueblo, no sólo el movimiento obrero, estamos unidos y somos fuertes. No vamos a parar de luchar hasta que finalmente la lucha resulte a nuestro favor y también que el movimiento de los trabajadores siga creciendo hacia un camino más radical para que podamos tener un movimiento más fuerte en los EEUU y tener la fuerza que hemos perdido en el pasado.

Háblanos de tu pasado como integrante en las fuerzas armadas

Soy veterano de la guerra de Iraq. En ese momento tenía una visión diferente sobre el mundo, pero después de mi servicio en Iraq comencé personalmente a discutir y preguntarme por los motivos verdaderos de esa guerra y después comencé a observar y cuestionar más sobre las verdaderas intenciones del sistema capitalista. Después de encontrar algunas revelaciones en ese sentido, de ahí en adelante me declaré como un anticapitalista y al ser una persona de clase obrera siempre estuve a favor del sindicalismo.

¿Qué visión te llevas de la CNT después de esta gira?

He encontrado mucha amabilidad y veo que ustedes están mejor preparados para este tipo de situaciones con la llegada de la crisis económica. Tanto la CNT como la IWW son organizaciones muy dignas para la clase trabajadora porque nosotros tenemos mucha experiencia en este tipo de lucha, y me llevo pensamientos muy positivos de la CNT y veo mucho futuro en vuestro sindicato.

Notas

(1) Los wobblies (plural de wobbly) es como se nombra a los militantes de Industrial Workers of the World [NdE]

Fuente -> cnt.es

Solidaridad

Síguenos

  • facebook
  • twitter
  • YouTube

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Cuenta con CNT

Categorías

Archivo

Sindicatos de Levante

CIE's NO

CNT

Web Confederal CNT-AIT
Periódico cnt
Directorio de Sindicatos
FAL
Revista Estudios
Cuadernos para el debate
Marcacoso
Confederación Nacional del Trabajo. CNT-AIT. C/ Progreso 126, Cabanyal, Valencia. Telf: 963419341. Email: valencia@cnt.es