CNT detecta abusos y explotación en Brico-Depôt (Aldaia)

El Sindicato CNT-AIT de Valencia ha detectado que en la empresa Brico-Depôt se producen todo tipo de atropellos e injusticias contra sus trabajadores/as, concretamente en el centro de trabajo situado en Aldaia, donde un ex-trabajador, de forma anónima, nos ha enviado un escrito narrando lo que ha vivido en sus propias carnes y lo que sigue ocurriendo en esta cruel empresa.

Incitamos a los trabajaores/as de Brico-Depôt a que se informen y que no toleren los abusos por parte de la empresa. Que se unan y luchen por sus derechos más básicos y elementales. Organízate en la CNT. Si nadie trabaja por tí, que nadie decida por tí.

———————————————————————————————————————————————————————————

Mi nombre,preferiría que siguiera en el anonimato,al igual que demás datos personales.Sólo diré que resido en la ciudad de Valencia y poco más tengo que añadir sobre mí y espero que esto no sirva como excusa para poner en duda la veracidad de los hechos que pretendo compartír con todos vosotros. Quisiera relatar mis vivencias durante estos tres meses en los que he estado trabajando para la empresa Brico Depôt – Aldaia, desde el 3 de Enero de principios de este año 2011, hasta el 8 de Abril de este mismo, donde a mi parecer, se produjeron ciertas irregularidades.

Desde hacía ya varios meses antes de mi incorporación (3 de Enero de 2011), la empresa estaba ya ealizando varias reformas que consistian en un cambio casi total de la tienda y ampliación de la nave. Para ello se hicieron contratos temporales de 2 meses con posibilidad de prórroga. Había varios turnos, de mañana, tarde y noche. Me limitaré a exponer lo vivido en mi turno, que fue el de la noche.

El turno comenzaba a las 21:00 y terminaba a las 4:00 de la madrugada de Domingo a Viernes, saliendo a altas horas de la madrugada del Sábado, sin tener casi tiempo para descansar. La verdad es que núnca, excepto en dos o tres ocasiones, cumplimos el horario.

Desde el primer momento el jefe de la tienda Brico Depôt – Aldaia, cuyo nombre es Javier, me hizo entender a mi y al resto de trabajadores que ibamos a estar muchas más horas de las que se suponia que teníamos que hacer. Aún casi recuerdo su discurso y sobre todo un fragmento : “aqui se viene a trabajar, si no se acaba la faena establecida os quedaréis las horas que hagan falta hasta que se acabe. No quiero ver a nadie parado ni un segundo. Os vamos a cronometrar y a contar las idas y venidas a los baños, como vea a alguien que hace mas de dos viajes, se va a la puta calle de primeras”.

Se veía que nuestra estancia ahí no iba a ser muy confortable.Esa noche fue una de las pocas que cumplimos el horario. No me malinterpreten, yo siempre cumplo mis obligaciones y no me suelo quejar, si hay que hacer horas las hago, pese a que no este muy de acuerdo con ello.

Las cosas fueron poco a poco poniendose peor, nuestro horario habitual ya era de 21:00 a 8:00. Algunos compañeros incluso hasta las 11:00, con lo que supone ir a casa, dormir,comer (o mal comer) y volver corriendo para a las 21:00 estar otra vez. Incluso en una ocasión unos compañeros llegaron a estar hasta las 16:00 (el día de la re-apertura), del día siguiente, después de entrar a las 21.

Pero el jefe siempre exigía mas, de hecho aun preguntaba si la gente se podía quedar más tiempo. En tantas horas de trabajo, solo parabamos 20 minutos cronometrados para poder descansar. No haciamos ni un descanso más en toda la noche en tantas horas de trabajo.

Nos asignaron una vez un encargado,que nos dejaba hacer dos descansos. Por esa razón misma, le despidieron. Algunos compañeros eran increpados por largarse en su horario establecido o incluso cuando ya habían hecho varias horas de más. Han despedido a muchos trabajadores que ya eran indefinidos en la empresa antes de comenzar nosotros y los han sustituido por otros trabajadores contratados por ett’s, los cuales sufren los mismos abusos.

Casi todas las noches al comenzar nuestra jornada, el jefe venía a darnos una charla sobre que teniamos que seguir adelante y que no nos durmieramos. A veces pasaba por un grupo de trabajadores y les gritaba : “VAMOS JODER,VAIS MUY LENTOS!”. Y puedo asegurar que lo decia en serio, al igual que si alguno de nosotros por lo que fuera, parara un segundo, este decía: “estoy viendo a gente parada!, esto no puede ser!, tu!, que haces parado?”.

No recibimos ni una cordial despedida de él, ni si quiera un apreton de manos. Ni si quiera vino a decir “adios”. De todas maneras, la verdad era que nadie nos importaba. Una vez alguien, suponemos que lo mas lógico seria un cliente, robó dos aparatos de soldar. Se sospechó de nosotros en todo momento y no se nos dejó aparcar en el parking de la empresa para “evitar” confusiones.

El trato entre compañeros e incluso algunos encargados fue bueno, es lo unico bueno que puedo decir. Por lo que se, la empresa juega un poco con los contratos, ahora espera que pase un mes, para llamar a otros que ya despidió y entonces despedir a los que ya están para poder volver a hacer lo mismo una y otra vez. La empresa ha ganado mucho,pero que mucho dinero a nuestra costa y no ha actuado como es debido, a mi parecer.

Han vuelto a contratar a gente para un tiempo determinado. Han dicho que la empresa no tiene dinero para pagar las horas a los trabajadores, así que se les dará días libres. Todo esto despues de días y días con 200.000 euros en ganancias para la empresa desde la re-apertura.

Con estos hechos que he relatado, quería manifestar mi rabia e indignación ante la explotación y el acoso al que, a mi parecer, me he visto sometido al igual que mis compañeros. En estos 4 meses no hemos tenido casi vida para nosotros mismos y muchos de mis compañeros tienen hijos y pareja.

Se nos engañó desde un principio, nunca cumplimos el horario. A veces incluso lo doblamos llegando solo a dormir para despertar y volver a ir al trabajo. Recibimos gritos e increpaciones por parte del jefe.

Con estos hechos quiero que sepáis hasta que punto estamos llegando y denuncio que no hay derecho a que ninguna persona reciba este tipo de trato. Esto no se puede permitir ¡No a la explotación en Brico-Depôt!