Archivo de la categoría: Laboral

[Manifestación 26-S] CNT- Valencia apoya la Huelga General de Euskadi y Navarra con una jornada de lucha el 26 de septiembre

A fin de concienciar al pueblo de la urgente necesidad de una segunda convocatoria de Huelga General para este mismo año, El Bloc Crític, del cual CNT-Valencia forma parte, convoca una Jornada de Lucha el 26 de septiembre en solidaridad con la Huelga General de Euskadi y Navarra y en defensa de la necesaria convocatoria de una Huelga de ámbito estatal, a la que invitamos a sumarse a todos los colectivos y asociaciones combativas y contrarias al Pacto Social, con el fin de abordar la respuesta a los ataques sociales y laborales contra la clase trabajadora que están impulsando los gobiernos y las instituciones europeas y para organizarse desde la base, obviando las cúpulas dirigentes de los sindicatos institucionales.

Puesto que los ataques del Sistema no cesarán, con independencia de la situación económica en la que nos encontremos, hemos de comenzar ya a andar juntos/as, compartiendo este camino de resistencia y lucha. Aunque han intentado dividirnos, ya es claro y evidente que no se trata de un problema que afecte a la construcción o la metalurgia, no es el sector privado o el público. Todos/as los/las trabajadores/as, absolutamente todos/as, estamos en este barco que intentan hundir. La llamada crisis económica solo ha repercutido en los/las trabajadores/as: 6 millones han perdido su empleo y los/las que todavía lo tienen están perdiendo casi todos los derechos que tanto había costado conseguir.

En esta situación y ante el salvaje ataque que está sufriendo, la clase obrera ha de ser contundente, ya no hay negociación que valga, hay que salir a la calle y no parar hasta conseguir acabar con las medidas que nos asfixian. Por eso, CNT hace un llamamiento a todos/as los/las trabajadores/as para que el día 26 de septiembre secunden la huelga en Euskadi y Navarra y que, extendiendo esta convocatoria al resto de territorios, participen en todas las movilizaciones que se convoquen durante esa jornada.

CNT exige, además, que se ponga fin a una política económica diseñada para que los trabajadores y trabajadoras paguen la crisis de la banca y de la patronal, que ha conducido a una cifra intolerable de parados/as que no deja de crecer y a un empobrecimiento y empeoramiento de las condiciones de vida de la clase trabajadora. La Huelga General del 26 de septiembre en Euskadi y Navarra debe ser sólo el inicio de un proceso de movilización creciente y sostenido, que incorpore al conjunto de la clase trabajadora y los sectores más desfavorecidos y afectados por la crisis capitalista, hasta poner freno a la dinámica de agresión constante a nuestros derechos, poniendo las bases para la recuperación y conquista de nuevos derechos sociales en el marco de una profunda transformación social.

Queremos, también, hacer esta jornada de lucha extensiva al consumo. A pesar de que el capitalismo reduce al ser humano a una función productora y consumista mientras los partidos y sus sindicatos amarillos viven de las migajas que este les ofrece, la clase obrera tiene muchas armas para terminar con esto: la fuerza de trabajo e inteligencia, la libertad para elegir cómo y cuándo consumir, el instinto de supervivencia, pero, sobre todo, tiene el poder de organizarse y de luchar unida respondiendo, en este caso, con una huelga de consumo que recuerde al Capital que son los/las usuarios/as quienes posibilitan sus beneficios.

La sangría de derechos y recortes que asfixia a las clases populares de los Estados, debe ser el impulso definitivo que aliente la movilización de todos y cada uno de los sectores a reaccionar ante el ataque incesante del Capital, ya no sólo hacia nuestros derechos más básicos sino a nuestra libertad y supervivencia.

Esta lucha sólo será posible mediante la unidad de todos los sectores y trabajadores/as, unidad que tiene que manifestarse desde la base, desde las asambleas en los centros de trabajo y en los barrios, en las movilizaciones y en los piquetes hasta hacer de la movilización contra los responsables y beneficiarios de esta situación: la patronal, la banca y el gobierno, una dinámica imparable que levante una barrera contra las tentaciones de convertir los derechos de todos en moneda de cambio de nadie con la implicación y el compromiso de todos/as nosotros/as por mantener este proceso hasta el final. No podemos plantarnos ni acomodarnos en la resignación, rindiéndonos sin haber luchado antes.

Desde CNT, llamamos a una unión que, por fin, consolide un nuevo movimiento social, de carácter popular y horizontal que promueva la huelga general y de consumo como herramientas con las cuales dirigirnos hacia la huelga general indefinida.

Por ello, CNT- Valencia se manifestará en solidaridad con la Huelga General convocada en Euskadi y Navarra, el 26 de septiembre a las 19h en la Plaza de San Agustín.

EL 26 DE SEPTIEMBRE APOYA, PARTICIPA Y DIFUNDE LA JORNADA DE LUCHA Y LA HUELGA DE CONSUMO.

¡AHORA NOS TOCA MOVER: HACIA LA HUELGA GENERAL!

¡LA LUCHA ESTÁ EN LA CALLE!

Confederación Nacional del Trabajo

CNT-Valencia

 

Queda constituida la Sección Sindical de CNT en la empresa Martínez Loriente S.A.

Desde CNT- Valencia se ha procedido a la constitución de una nueva Sección Sindical en la empresa Martínez Loriente S.A. Esta empresa, creada en el año 2000, se dedica principalmente al envasado de carne de vacuno, porcino y ovino que se comercializa en la cadena de supermercados Mercadona y está, por otra parte, participada por tres socios: Embutidos F. Martinez R.S.A., Industrias Cárnicas Loriente Piqueras S.A. (INCARLOPSA) y Mercadona S.A.

La empresa Martínez Loriente, cuenta con dos plantas de envasado: una en Cheste (Valencia) y otra en Tarancón (Cuenca), además, en 2007, se amplía la empresa con la inauguración del complejo cárnico de Buñol (Valencia) donde se recepciona y sacrifica el ganado vacuno para preparar posteriormente los canales para su envío a la planta de Cheste. Cuenta, además, con el Grupo Cárnico 7 Islas, una filial en Canarias. En total, la plantilla de la empresa supera los/las 1.800 trabajadores/as.

La constitución de la Sección Sindical de CNT en esta empresa se lleva a cabo tras presenciar como dicha empresa ha fomentado que los derechos adquiridos por los/las trabajadores/as vayan cayendo en picado y observar que los/las mismos/as trabajadores/ras, resignados y obedientes, “tragan” con todo aquello que se les impone (ritmos de trabajo casi a destajo, quedarse a terminar el trabajo sin posibilidad de negarse a ello, cambios de horario de un día para otro…) Tropelías ante las cuales, el comité de empresa, no ha dado solución alguna. Ante el absoluto desinterés del comité por los problemas y la realidad de la plantilla, ésta ya no cree en “sindicatos” y, con la excusa de la nefasta situación económica actual y -aun así- poder recibir un salario todos los meses, se conforman y agachan la cabeza.

Es necesario remarcar que, a pesar de ser pocos/as, los/las trabajadores/as están bien concienciados/as de la necesidad de luchar por aquello que les pertenece y esperan, poco a poco, poder convencer al resto de la plantilla de que hay otra forma de hacer las cosas, de que hay otra forma de hacer sindicalismo, de que juntos/as pueden en la CNT.

CNT- Valencia

Convenio colectivo

[13-14 Septiembre] CNT convoca acciones contra el rescate y la banca

Dentro de la campaña contra los ataques sociales y laborales, CNT ha convocado los próximos 13-14 de septiembre acciones contra la banca en todo el estado. Al igual que en las acciones contra el paro, están previstas acciones y movilizaciones en decenas de ciudades y pueblos.

Durante años la banca y el sector inmobiliario inflaron una burbuja especulativa que proporcionó enormes beneficios a banqueros, constructores y promotores inmobiliarios, mientras convertían en un producto de lujo un derecho básico como lo es una vivienda digna.

Millones de trabajadores y trabajadoras acabamos esclavizados por hipotecas y préstamos para acceder a la vivienda y otros productos de consumo ante el estancamiento de los salarios reales. Otros muchos, especialmente los más jóvenes, ni siquiera podíamos acceder a la vivienda, padeciendo el empleo precario que esa misma burbuja especulativa producía.

Cuando la burbuja pinchó, el poder político unido al poder financiero por fuertes lazos y años de prácticas corruptas acudió al socorro de los bancos en una gigantesca operación de socialización de las perdidas, mientras que los beneficios hace tiempo que están a buen recaudo en los paraísos fiscales.

Se han dedicado enormes cantidades de recursos públicos a evitar la quiebra bancaria, recursos que se obtenían de los recortes en los servicios sociales, sanidad y educación pública, prestaciones por desempleo, pensiones, etc. Una práctica iniciada por el gobierno del PSOE y profundizada por el gobierno del PP. Millones de euros que no han sido utilizados para generar empleo o financiar necesidades sociales, como alegaba la propaganda gubernamental, sino que han sido acaparados por los bancos, en los oscuros agujeros de los balances contables, cuando no han sido prestados de nuevo al estado a un alto interés, en prácticas usureras que han generado una deuda que pagamos todos.

Mientras, los directivos de los bancos siguen cobrando millonarios sueldos y bonus sin que a ninguno de ellos se les hayan pedido responsabilidades por su gestión. Una banca que, mientras acumula cientos de miles de viviendas vacías en sus hinchados balances, practica una política de desahucios masivos que ha llevado a cientos de miles de familias obreras a perder su vivienda, mientras siguen encadenados a deudas de por vida. Una banca a la que mediante el llamado “banco malo” el estado le va a comprar este enorme parque inmobiliario sobrevalorado, sin darle uso social alguno, para permitirles recuperar su tasa de beneficio mientras de nuevo todos asumimos las pérdidas.

Todo esto no es sino un gigantesco atraco contra los trabajadores y trabajadoras. Un expolio contra la sanidad, la educación y demás servicios públicos, a manos de políticos al servicio de la banca que tratan de encadenarnos al pago de una deuda ilegítima que comprometerá por años las posibilidades de una vida digna para la mayoría de la sociedad.

Por todo esto, desde CNT llamamos el 13 y 14 de septiembre a actuar contra la banca y a organizarnos para:

• Romper con la cadena de la deuda, negándonos a pagar una deuda ilegítima y que no hemos generado, negándonos a aceptar el chantaje de las instituciones financieras para la imposición de recortes de derechos.

• Desenmascarar a los beneficiarios de esta gran estafa, denunciando y actuando contra quienes están detrás de los movimientos especulativos y las prácticas usureras, aclarando el destino de los recursos públicos dedicados a la banca. Acabar con la complicidad de la banca con la evasión fiscal y los paraísos fiscales, tomando medidas contra los mismos.

• Denunciar la complicidad de los partidos políticos y el silencio cómplice del sindicalismo institucional con años de prácticas partidistas especulativas, corruptas, derrochadoras y antiecológicas desde las administraciones y los consejos de administración de bancos y cajas de ahorro.

• Exigir la paralización de los desahucios de trabajadores y trabajadoras, recuperando bajo control obrero los cientos de miles de viviendas de la banca dando una finalidad social los cientos de miles de viviendas de la banca.

• Romper con un modelo político y económico al servicio de la élite financiera, y construir otra sociedad donde recuperemos el control de la economía, y de los inmensos recursos acaparados por la banca, de nuestras vidas y de nuestros recursos para ponerlas al servicio de la satisfacción de las necesidades de todos y todas.

Secretariado Permanente Comité Confederal

Confederación Nacional del Trabajo (CNT-AIT)

Octavilla contra la banca

Crónica de las jornadas de acción contra el paro

Dentro de la campaña contra el paro convocada por la CNT, el Sindicato de Oficios Varios de Valencia recorrimos durante la mañana del viernes 31 de agosto varias oficinas del INEM informando a los parados y paradas allí presentes de la penosa situación que vivimos y de las soluciones que proponemos desde CNT como, entre otras, el reparto del trabajo y de la riqueza. Se repartieron panfletos y varias personas se interesaron por conocer más sobre el tema y pudimos intercambiar opiniones con ellas.

Por otra parte, la mañana del jueves aparecieron pancartas colgadas en algunos de los puentes más transitados de Valencia y varias oficinas del paro se despertaron empapeladas de carteles animando a la gente a que no se quede quieta ante los ataques que estamos sufriendo.

CNT- Valencia condena y denuncia el asesinato premeditado de 45 mineros en Sudáfrica a manos de las fuerzas del Estado con la complicidad de su gobierno

Después de continuas provocaciones y amenazas directas para que los trabajadores cesaran la huelga en la lucha por sus derechos, la policía, armada con fusiles de asalto, abrió fuego contra los mineros dejando tras de sí 45 muertos y más de 70 heridos.

El pasado 16 de agosto la policía sudafricana abrió fuego contra los mineros en huelga en la mina de platino Lonmin, al noroeste del país, mientras defendían sus derechos en el transcurso de una huelga indefinida que se prolongaba ya durante una semana. Como resultado, 45 mineros fueron brutalmente asesinados y más de 70 resultaron heridos de gravedad en una masacre urdida y perpetrada por la policía del país con la complicidad del gobierno del CNA (Congreso Nacional Africano), -anteriormente liderado por Nelson Mandela.

Casi 3000 mineros provenientes de diversas zonas del país, como Swazilandia y Mozambique, se trasladaron a la región para unirse a la lucha de sus compañeros en la mina Lonmin, en Marikana, donde, situándose en una colina cercana a ésta, se habían manifestado durante varios días aunando fuerzas por una mejora salarial que les permitiera vivir con dignidad. Anteriormente, se habían producido varios intentos de acercamiento entre los mineros y la patronal, la cual hizo oídos sordos a las reivindicaciones de los trabajadores en lucha. Finalmente, los mineros comenzaron una huelga indefinida llegando a parar totalmente la producción en una zona donde trabajan alrededor de 28.000 personas. Ante la amenaza de cuantiosas pérdidas económicas por parte de la patronal, que ya ha visto descender considerablemente sus beneficios a causa de la crisis mundial, la policía intervino en la colina donde se manifestaban los mineros y abrió fuego contra la multitud de manera indiscriminada y premeditada –ya que portaban armas de asalto y dispararon a larga distancia.

Esta mina de Marikana es la primera suministradora mundial de platino, no obstante, sus trabajadores viven en condiciones de extrema pobreza y ponen sus vidas en serio riesgo a diario debido a las duras condiciones laborales, que carecen de las más elementales medidas de seguridad. Las ganancias que la extracción de platino reportan a los dueños de esta mina se han reducido como consecuencia de la situación económica mundial, ante lo cual los empresarios han decidido compensar las pérdidas recortando los salarios de sus trabajadores y las medidas de seguridad. Atrás quedaron las décadas doradas, cuando los beneficios permitían a los explotadores que regentan estas minas financiar a los gobiernos corruptos que se han sucedido en Sudáfrica durante décadas y que sumieron a la población negra en la más absoluta pobreza, anclándola a la desigualdad más acuciada e impidiéndole dejar atrás los episodios más horripilantes que nos mostró el apartheid.

Los mineros asesinados solamente reivindicaban un salario digno que les permitiera mantener a sus familias, negándose a aceptar las negociaciones y recomendaciones provenientes del NUM (National Union of Mineworkers), el sindicato que tradicionalmente ha representado los intereses del sector y que últimamente se ha esforzado más en velar por los intereses de la mina Lonmin que por los de sus trabajadores. Recordemos que las condiciones de miseria en que viven -a pesar de trabajar en una de las minas más rentables del mundo-, les empujan a exigir que sus salarios fueran triplicados para aspirar a unas mínimas garantías de subsistencia.

Desde CNT- Valencia, queremos mostrar nuestra solidaridad y apoyo con los trabajadores represaliados y sus familias y expresamos nuestra más firme condena hacia estos crímenes de Estado, exigiendo que se depuren responsabilidades, tanto dentro de las fuerzas represoras de policía sudafricanas como en el seno del gobierno del país, el cual permitió y permite la explotación e inseguridad laboral de los mineros, ampara la impunidad de 45 asesinatos y calla ante las continuas amenazas de despido que la empresa propietaria de la mina lanza a sus trabajadores si no vuelven a reanudar la actividad de inmediato. Así mismo, denunciamos una vez más la manipulación de los medios de (in)comunicación-(des)información que, tras intentar silenciar los hechos, ha pretendido criminalizar a los mineros, justificando así la actuación policial.

No podemos dejar de denunciar y difundir la injusticia y la barbarie de los estados y el capital por el mero hecho de acontecer éstas en un continente, desgraciadamente, “olvidado” por muchos/as. Es necesario reflexionar acerca de la repercusión que estos mismos hechos hubieran tenido de darse en el llamado “primer mundo”.

¡Si nos tocan a uno/a, nos tocan a todos/as!

CNT- Valencia