Archivo de la categoría: Comunicados

[24-Septiembre] Debate online sobre la situación de la clase trabajadora

Enmarcado dentro de la Jornada de Lucha que la CNT-AIT junto con otras organizaciones está preparando para el 29-S, el 24 de Septiembre se va a emitir un debate en directo por internet sobre la situación actual de la clase trabajadora.

¿En qué situación está la clase trabajadora? Tras la profundización de los recortes, reformas y ataques contra los y las trabajadoras, distintas organizaciones sindicales y movimientos sociales estamos contribuyendo a poner en marcha un proceso de movilizaciones que permita a la clase trabajadora enfrentar la actual ofensiva capitalista y avanzar en la conquista de nuevos derechos sociales.

El día 24 de septiembre a las 18:00h os invitamos a seguir el debate público sobre la actual situación de la clase trabajadora y las respuestas y alternativas a desarrollar.

Sigue el debate en vivo en: http://bambuser.com/channel/29s

Los temas a debate serán:
Pacto del Euro: ¿qué tipo de política económica se diseña desde el ámbito europeo?, ¿a quiénes beneficia?, ¿qué consecuencias tiene sobre la clase trabajadora?, ¿qué implicación tiene clasificar la inversión en pensiones, prestaciones sociales y asistencia sanitaria como “gastos”?…

Reforma Negociación Colectiva: posibles consecuencias directas en las condiciones laborales, repercusiones sobre distintos modelos de acción sindical en la negociación.

Reforma del Sistema de Pensiones: consecuencias directas en la clase trabajadora con la ampliación del período de cotización…

Conclusiones: ¿son las únicas medidas posibles?, ¿a quién benefician?, consecuencias en la clase trabajadora: incremento de las desigualdades sociales donde se favorece una mayor diferenciación social entre cada vez se incrementa más el número de población en situación de riesgo social y con mayor empobrecimiento y una clase cada vez menor y más enriquecida y poderosa, posibles alternativas y estrategias de respuesta y lucha ante la actual situación socioeconómica.

CNT consigue que la empresa HICE pague todo lo adeudado a los trabajadores

Ya informábamos hace unas semanas de que la empresa HICE había pagado la mitad de las nóminas adeudadas como consecuencia directa de las concentraciones que se realizaron en la entrada de la obra que está ejecutando en la ciudad de Valencia. De nuevo la CNT junto con los trabajadores de HICE han conseguido ganar otra batalla, que no la guerra, del conflicto que sigue abierto con esta empresa. Mediante la convocatoria de diversas concentraciones, los obreros/as han conseguido presionar al gerente y a su socio, dueño de Grúas-RIGAR, y por fin han claudicado con respecto a los salarios que ya han sido pagados en su totalidad. Solo hizo falta la convocatoria de una concentración en la empresa RIGAR que ni siquiera llegó a celebrarse pues se consiguió el cobro antes de que se realizara.

Pero también hay que sacar a la luz las tácticas mafiosas presuntamente utilizadas contra los trabajadores como forma de presión, algunas como exigir que se quitaran las denuncias y que de no ser así no cobraría ningún/a trabajador/a. La empresa insistía en que se cobraría cuando los “representantes de los trabajadores” firmaran el ERE que están preparando. La respuesta fue unánime, y no se cedió a las presiones.

Después de estos hechos, una asamblea de trabajadores decidió convocar una concentración en la entrada de la empresa RIGAR, que como ya hemos comentado antes no se llegó a realizar. Después de comunicar a la Delegación de Gobierno la concentración, el Comité de Empresa de RIGAR compuesto por CCOO, empieza a mover cielo y tierra para impedir la concentración haciendo escritos a la Delegación del Gobierno y a la guardia civil alegando que podría haber enfrentamientos entre los concentrados y los trabajadores de la empresa, cosa totalmente inverosímil. Con esta maniobra los Delegados de CCOO se quita la máscara, y desvelan quienes son sus amos, y ante quien responden de sus actos, que no son otros más que la empresa y el Estado. Conviene que sepan los trabajadores en general, y los de RIGAR en particular, que a estos mal llamados sindicatos lo único que les interesa es acomodarse en las empresas para mantener sus privilegios. Y no es que solo ignoren los problemas de la clase trabajadora, sino que también boicotean la lucha de los trabajadores/as, una lucha legítima.

Lo más importante de todo esto es que los trabajadores/as van abriendo los ojos y dándose cuenta de que la ACCIÓN DIRECTA, EL APOYO MUTUO Y LA SOLIDARIDAD, son tres armas contundentes contra las empresas y el capital. Y con respecto al ERE que ha planteado la empresa HICE, la CNT no le allana el camino a los empresarios, NO A LA FIRMA DEL ERE.

¡En la empresa HICE, la CNT en lucha permanente!

HAY OTRA FORMA DE HACER SINDICALISMO
SIN SUBVENCIONES, SIN LIBERADOS. NO A LAS ELECCIONES SINDICALES.


La Clase Trabajadora no vota… ¡Se organiza y lucha!

La Confederación Nacional del Trabajo llama a la abstención activa el 22 de Mayo

Nunca antes desde la historia de esta llamada democracia la clase política se había enfrentado a unos/as ciudadanos/as y trabajadores/as (llamados electorado) tan poco identificados/as con sus programas políticos e incluso totalmente ajenos a sus promesas y mentiras.

En la Elecciones Generales de marzo de 2008 la abstención fue de un 26,15% y para el 22 de mayo se prevén resultados similares o mayores, una buena radiografía de la situación, a la que hay que añadir que las últimas encuestas del CIS, desde enero de 2011, nos presentan a la clase política y los políticos como la tercera preocupación de los/as ciudadanos/as, tras el paro y la crisis económica.

Actualmente tenemos que pagar con el dinero de nuestros impuestos a más de 78.000 cargos políticos (senadores, diputados, alcaldes, parlamentarios autonómicos y de la Unión Europea…) que nos cuestan alrededor de 720 millones de euros y lo que es más indignante aún, los partidos políticos tienen una deuda con la Banca que asciende a 150 millones de euros, el mismo sistema financiero que sólo en 2010 ejecutó más de 100.000 embargos a trabajadores/as que no pueden hacer frente a las hipotecas y han perdido su vivienda.

Por cada voto y cada ciudadano/a con derecho a voto, más el porcentaje en los resultados electorales, los partidos políticos cobrarán entre 0,74€ y 1,31€ por habitante, dependiendo la comunicad autónoma. Y las cifras podríamos seguir aumentándolas, si tuviéramos en cuenta los sueldos de todos/as los/as concejales, los cargos de confianza y toda la élite del cuerpo asesor de los gobiernos autonómicos y central.

En torno a 1.000 políticos imputados, de los cuales 80 se presentan como candidatos en las listas de sus respectivos partidos a estas elecciones del 22 de mayo y casos como el Gürtel, Brugal y Malaya parecen no ser suficiente motivo para no integrar las listas. Tráfico de influencias, sobornos, especulación urbanística, cohecho, prevaricación son palabras que ya no pertenecen al imaginario colectivo, sino sinónimos directos de la clase política.

Con todo esto, no debe ser fácil hacer un acto de fe y acudir a las urnas ya que son suficientes motivos para no participar de este llamado ejercicio democrático al que nos recuerdan tenemos que acudir. Votar cada cuatro años es un acto de irresponsabilidad colectiva, votar no es participar ni decidir.

El sistema político, el parlamentarismo no deja de ser un régimen al que podemos denominar como dictadura constitucional, porque al fin y al cabo esos/as supuestos/as candidatos/as que nos quieren representar no son más que los portavoces públicos del Estado. Y el Estado no se articula por medio de los partidos políticos y su representación en la Cámara de turno, sino por una élite compuesta por altos funcionarios integrantes de diferentes cuerpos técnicos del Estado, asesores de las multinacionales y grandes empresas de este país, la banca y también la élite que dirige el ejército. Aquí están quienes realmente toman las decisiones que marcan y condicionan nuestra vida y nuestro futuro. El Parlamento es sólo un efecto óptico que nos produce la sensación de ser el espacio donde se toman las decisiones y legitima así, la sensación de representación.

ARTICULEMOS LA ABSTENCCIÓN HACIA LA TOMA DE CONCIENCIA Y DE DECISIÓN

El gran problema que tenemos los/as trabajadores/as entre otros muchos, es que no añadimos elementos alternativos al sistema en el que ya no creemos y por ello, aunque no vayamos a votarles y cada vez seamos más los cientos de miles que practicamos las abstención, de nada sirve si no transformamos nuestra indiferencia y rechazo a la clase política y al poder en estrategias constructivas para resolver los problemas.

Todas las personas tenemos la capacidad de actuar por nosotros/as mismos/as: si somos capaces de sostener con nuestra fuerza de trabajo y nuestra obediencia un sistema en el cual siempre somos nosotros/as los/as perjudicados/as, cómo no vamos a tener la capacidad de invertir ese orden y ponernos a trabajar colectivamente y entre iguales, para construir un presente y un futuro acorde a la dignidad que nos están arrebatando.

Ante el paro, la falta de vivienda, el cada vez más difícil acceso a nuestras necesidades básicas, los recortes sociales de toda índole como en la sanidad y la educación y la falta de recursos sociales en general que garantizan la igualdad de oportunidades y derechos, la CNT propugna la asociación de todos/as los/as trabajadores/as en la práctica de un sindicalismo basado y construido en la igualdad, en la participación, la autogestión, en el rechazo y la ausencia de líderes y liberados/as y con una herramienta de acción más solida; la solidaridad y el mutuo apoyo.

Proponemos la construcción de modelos organizativos basados en todos estos aspectos para trasladarlos a los diferentes problemas que hoy tenemos que afrontar.

Somos conscientes de nuestras capacidades y por ello estamos convencidos/as que podemos luchar, a la par que construir paralelamente, una sociedad que suplante el delegacionismo, por la participación e implicación de todos/as en los problemas colectivos.

Organízate en el Sindicato, constituye asambleas y redes colectivas con tus vecinos/as y/o compañeros/as de estudios, construye formulas de trabajo cooperativo e igualitario para combatir el paro; pero ante todo, empieza por dejar a un lado tu indiferencia, toma conciencia y recuerda: Ni les necesitamos, ni nos representan… El 22 de mayo ¡abstención y lucha!

Secretaría de Acción Social del SP del Comité Confederal, CNT-AIT


[Nota de prensa] Presentación 1ª Jornadas contra el acoso laboral de Mercadona

Desde la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) pretendemos incidir en el concepto que tiene la opinión pública y la sociedad en general, de que la empresa de supermercados Mercadona es un modelo a seguir en cuanto a al trato digno a los trabajadores/as. La sociedad desconoce en gran medida lo que ocurre en el interior de los centros de trabajo de Mercadona, gracias en buena parte a los esfuerzos de la propia empresa por dar una imagen al exterior que en nada se corresponde con la realidad.

Por el contrario, esa apariencia de respeto hacia el trabajador que se intenta transmitir y que la CNT viene denunciando ya desde 2004, esconde tras de sí casos de despido a mujeres embarazadas so pretexto de no haberse superado el periodo de prueba, despidos disciplinarios a trabajadores en situación de baja por depresión, falta absoluta de respeto a la libertad sindical que cualquier trabajador debería poder disfrutar sin cortapisas, y un largo etcétera de atropellos contra derechos fundamentales cuando se trata de sus empleados. Este tipo de situaciones cobran además un cariz casi irónico cuando, sucediéndose y denunciándose de forma sistemática, Mercadona sin embargo recibe premios a la excelencia empresarial, elogios de la prensa y demás.

Prueba de esto son las sentencias condenatorias que esta famosa cadena de supermercados acumula en la última década: condenas a readmitir trabajadores previamente despedidos por haberse demostrado que el despido respondía a una lesión de derechos fundamentales, condenas a abonar cantidades de hasta 20.000 euros a empleados en concepto de daños y perjuicios por acoso laboral, despidos disciplinarios según la compañía, que luego los juzgados han convertido en improcedentes, habiendo de por medio de nuevo altas indemnizaciones… todo ello sin olvidar, como no podría ser de otra forma, la nula predisposición de la citada compañía a dialogar de igual a igual con sus trabajadores cuando éstos tienen algo que exigir, lo cual quedó tristemente evidenciado con la huelga convocada por la CNT en el año 2006 en el centro logístico de Mercadona en Sant Sadurní d’Anoia, huelga que podría haberse solucionado desde el primer momento si la compañía se hubiera sentado a negociar, y que sin embargo hubo de prolongarse durante catorce meses, siendo la huelga más larga en la historia de Catalunya debido a la cerrazón de la empresa, donde varios huelguistas llegaron a sufrir graves agresiones físicas.

Desde la CNT se han sostenido conflictos sindicales por varios de los motivos expuestos más arriba en centros de trabajo de Mercadona ubicados en diversos puntos de la península, desde Barcelona a Córdoba, pasando por Valencia, Palma de Mallorca o Toledo, por dar algunos ejemplos. Nuestra lucha por dignificar las condiciones de trabajo en esta empresa dura ya varios años, y continuará mientras sigan surgiendo casos de ataque descarado contra nuestros derechos más básicos como trabajadores. Por esta razón, la CNT celebra en Valencia los próximos 22 y 23 de abril las Primeras Jornadas contra el Acoso Laboral en Mercadona, que culminarán el sábado 23 con una manifestación de protesta contra la política laboral de la empresa.

Pablo Agustín
Secretaría de Acción Sindical
Secretariado Permanente del Comité Confederal
Confederación Nacional del Trabajo CNT-AIT

CNT rechaza la guerra en Libia y la participación del gobierno español en la misma

· Los gobiernos que durante años apoyaron y armaron a Gadafi al igual que hicieron con otros regímenes como el de Mubarak en Egipto o Ben Alí en Tunez no tienen ninguna credibilidad.

· CNT rechaza el inicio de bombardeos contra Libia y la participación del gobierno español en los mismos. Sin ejércitos no habría guerras - CNT

Esta nueva guerra no hará sino agravar la situación del pueblo libio, como ya pusieron de manifiesto intervenciones similares en Yugoslavia, Afganistán o Irak. Al igual que en estos países, las razones humanitarias esgrimidas no son sino la pantalla de hipocresía y cinismo tras la cual se esconden los descarados intereses de las elites capitalistas en su rapiña de los recursos energéticos del planeta.

Las intervenciones militares arrastran siempre un reguero de víctimas civiles, destrucción de infraestructuras y desorganización de los servicios públicos fundamentales, provocando en definitiva sufrimiento y muerte a la población civil en beneficio de las elites de turno.

Amparados en una ONU y en un Consejo de Seguridad sin legitimidad alguna, las potencias capitalistas solo pretenden asegurar el acceso al petróleo y el gas libio,a la vez que tratan de recuperar el dominio de una zona vital, dominio que se ha visto cuestionado por las sucesivas revueltas populares de los últimos meses

No deja de ser paradójico, que esta guerra cuente con el apoyo  y participación de la Liga Árabe, compuesta por gobiernos en su mayoría tan dictatoriales como el libio, con muchos de ellos aplastando en estos mismos momentos revueltas populares en sus países (Arabia Saudí, Bahrein,Yemen, Marruecos, etc).

Muchas de estas revueltas han tenido en sus orígenes un importante componente social, de oposición a las políticas económicas impuestas por instituciones capitalistas como el FMI y sus consecuencias de paro, alza del precio de productos básicos, privatización de servicios públicos, etc, con un fuerte protagonismo de las luchas obreras, poniendo en marcha experiencias de autogestión y organización popular, que ahora se intentarán silenciar y redirigir hacia cambios institucionales que no cuestionen el orden social y económico capitalista.

Ninguna credibilidad pueden tener los gobiernos que durante años apoyaron y armaron a Gadafi al igual que hicieron con otros regímenes como el de Mubarak en Egipto o Ben Alí en Tunez. Ninguna confianza deberían inspirarnos quienes continúan apoyando a regímenes igualmente dictatoriales y brutales como el de Marruecos, Arabia Saudí o Israel.

Nada deben esperar por tanto los trabajadores y trabajadoras de una orilla u otra del Mediterráneo de las elites capitalistas occidentales ni de las elites árabes a su servicio, sólo obtendrán colonialismo económico, depredación de sus recursos y políticas económicas neoliberales bajo el envoltorio de reformas democráticas formales y desde arriba, mientras en nada afecten al orden económico y social.

Igualmente nada han aportado a los trabajadores los planteamientos nacionalistas y militaristas, envueltos en demagogia revolucionaria como los que durante años agitaron los Gadafi y quienes les apoyaban, que ninguna simpatía nos suscitan y tras los cuales solo se esconde el más descarado capitalismo de estado, la dictadura y la corrupción.

La política de guerra en la orilla sur del Mediterráneo, no es sino el reverso necesario de las medidas de ajuste y recorte de derechos en Europa, impuesta por elites decididas a recuperar sus beneficios , haciendo recaer los efectos de la crisis económica con toda su dureza sobre las clases trabajadoras, mientras se asegura el acceso a los recursos y aumenta la militarización de un espacio vital para gestionar las tensiones que el avance de la crisis económica, ecológica y social no harán sino aumentar.

No en vano figuras como Gadafi han jugado un papel fundamental en el control de los flujos migratorios de trabajadores africanos hacia Europa, al servicio de las elites que sufragan sus centros de internamiento de trabajadores, política que la militarización de esta zona no hará sino reforzar levantando un nuevo muro, reforzando la xenofobia y el fascismo.

En España, el gobierno del PSOE lanzado en la cuesta abajo de poner en marcha aplicadamente las sucesivas contrarreformas y medidas antiobreras y antisociales exigidas por una Europa al servicio del capital, se destaca ahora en la participación en esta guerra, para la que no hay problemas de financiación, al contrario de lo que ocurre con los servicios públicos y los gastos sociales.

Así, el gobierno, además de posicionarse en el nuevo escenario del norte de África y asegurarse acceso al reparto de sus recursos, desvía la atención sobre la cruda realidad social de precariedad y paro a la que nos enfrentamos la clase trabajadora consecuencia de sus políticas económicas.

Una vez más, como ocurrió con la firma del último pacto social, cuenta el gobierno del PSOE con la complicidad y el apoyo de CCOO y UGT y otras fuerzas de la izquierda institucional, a la vez que ultiman la reforma de la negociación colectiva, nuevo ataque a los derechos de los trabajadores al servicio del Pacto del Euro.

Llamamos a los trabajadores a apoyar las revueltas obreras en el norte de África y Oriente Medio, oponiéndose a las injerencias militares, apoyando desde una perspectiva libertaria las experiencias de autoorganizacion, apoyo mutuo y acción directa, oponiéndose al gasto militar y a la preparación de la guerra.

Es especialmente necesaria la solidaridad con los trabajadores migrantes y la lucha contra las fronteras, exigiendo libertad de movimiento, iguales derechos y el fin de los centros de internamiento y las leyes de excepción en ambas orillas del Mediterráneo, reclamando la acogida de todos los refugiados de las guerras, hambrunas y persecuciones.

No hay mejor solidaridad que rebelarnos nosotros mismos en Europa contra las elites capitalistas cuyo único programa es la guerra, el recorte de derechos, la rapiña y la destrucción ecológica como única vía para prolongar un capitalismo en crisis permanente, desenmascarando a quienes desde la izquierda y el sindicalismo institucional apuntalan un sistema sin futuro.

Las clases populares del mundo árabe han demostrado la posibilidad de enfrentarse a regímenes y realidades que se pensaban inamovibles, sigamos su impulso y no dejemos que la guerra sea la respuesta a la esperanza de un cambio revolucionario a ambos lados del Mediterráneo.

Secretariado Permanente del Comité Confederal de CNT