Archivo de la categoría: Comunicados

Victoria de la CNT contra Foster’s Hollywood

La empresa de hostelería FOSTER’S HOLLYWOOD decidió hace meses despedir a una compañera del SOV de Madrid a la cual además adeudaba una importante cantidad de dinero.

Desde el primer momento, y contando con el inestimable apoyo del resto de Sindicatos de la organización, el SOV de Madrid declaró abierto un conflicto con la empresa que finalmente ha concluido varios meses después. Han sido multitud los piquetes, panfleteos, envíos de faxes y correos, etc… que la CNT ha realizado contra esta empresa a nivel estatal y, finalmente, las acciones han surtido el efecto deseado.

Gracias a la acción directa se ha logrado un acuerdo con la empresa mucho más ventajoso del que pudiese haberse conseguido de recurrir a los tribunales burgueses.

Este conflicto nos reafirma en la validez de nuestro modelo sindical a la hora de defender los derechos de los trabajadores.

El SOV de Madrid agradece a todos los Sindicatos de CNT el apoyo y la solidaridad mostradas tanto en este como en otros conflictos.

CNT Madrid

[19F] Manifestación contra la reforma laboral

CNT RECHAZA LA NUEVA REFORMA LABORAL Y HACE UN LLAMAMIENTO A LA LUCHA SOCIAL CONTINUADA

CNT-Valencia hace un llamamiento para organizar una respuesta social contundente con el fin inmediato de derogar la nueva reforma laboral, considerada como otro brutal ataque contra los derechos de los trabajadores. Convocamos a una primera manifestación el domingo 19-F a las 12:00h en la Plaza San Agustín de Valencia.

Tal y como informamos en el comunicado lanzado hace unos días, el gobierno ha aprobado una nueva reforma laboral, la cual no sólo no ayudará a crear empleo, como pretenden hacernos creer, sino que producirá más paro, más precariedad laboral, peores salarios, y un salvaje deterioro de las condiciones laborales.

Exigimos la derogación inmediata de la Reforma Laboral, de la Reforma de las Pensiones y de la Reforma de la Negociación colectiva. Para CNT este tipo de medidas nos alejan aún más de la autonomía de la clase trabajadora y de la autogestión de la sociedad, pues implica que los trabajadores perdamos derechos que se conquistaron mediante largas luchas y se les proporciona a los empresarios el poder suficiente como para convertirnos en meras mercancías al servicio del proceso productivo capitalista.

Por todo esto CNT-Valencia asistirá a la manifestación convocada este domingo 19 de Febrero. No pretendemos que las cúpulas de los Sindicatos traidores decidan por los trabajadores, no queremos otra reforma laboral diferente o suavizada, no apoyamos los partidos de izquierda. Solo exigimos lo que es nuestro, y para ello luchamos por las mejoras que puedan estar a nuestro alcance, extendiendo las asambleas en los centros de trabajo y luchando con el fin y objetivo prioritario de instaurar un sistema justo e igualitario que pueda estar al servicio de la sociedad, sin parásitos de ningún tipo.

Tenemos que saber que nadie va a defender nuestros puestos de trabajo ni nuestra dignidad si no somos nosotros/as. Así lo hacemos en CNT, somos trabajadores organizados desde la base para defendernos de las agresiones de patronal, gobierno y de las traiciones de CCOO y UGT. La lucha no ha hecho más que empezar.

Sin Subvenciones

Sin Liberados

Comité Local. CNT-AIT Valencia

Confederación Nacional del Trabajo



La reforma laboral de Rajoy, otro brutal ataque contra los derechos de los trabajadores

Abarata el despido, crea nuevas modalidades de contratos basura y da más facilidades para el descuelgue de los Convenios por parte de las empresas, ofrece facilidades para realizar despidos colectivos y EREs, propone medidas de presión para que los trabajadores enfermos no se den de baja y crea más bonificaciones para los empresarios, además promueve nuevas normas para facilitar el despido del personal laboral del sector público.

Tras el Decretazo del 30 de Diciembre de 2011 en el que se aprobó un drástico recorte del gasto público, la subida del IRPF, la congelación del empleo público… y el posterior y bochornoso Acuerdo de CCOO, UGT y la CEOE de 25 de enero de 2012, que estableció que durante los próximos años los trabajadores continuaremos perdiendo poder adquisitivo y que los empresarios tendrán mucho más poder para cambiar a su antojo las condiciones laborales de los trabajadores, sufrimos ahora esta nueva embestida del Gobierno contra los derechos de los trabajadores.

Reforma tras reforma, paso a paso, sin prisa pero sin pausa, el gran capital y los títeres que se turnan al frente del Gobierno para defender sus intereses (González, Aznar, Zapatero, Rajoy) prosiguen con sus planes para desmantelar paulatinamente los escasos derechos que aún nos quedan a los trabajadores.

Ya habían anunciado que sería una Reforma agresiva y efectivamente lo es, esta reforma reduce la indemnización por despido de los contratos indefinidos de 45 días por año y 42 mensualidades como máximo a 33 días por año y 24 mensualidades, amplía las causas del despido objetivo con indemnización de 20 días por año, -las empresas podrán acogerse a esta modalidad simplemente alegando que llevan tres trimestres consecutivos en situación negativa-. Se establece para las empresas de menos de 50 trabajadores una nueva modalidad de contrato indefinido que tiene un periodo de prueba de un año (durante el periodo de prueba el empresario te puede despedir sin ninguna indemnización y sin tener la necesidad de alegar ninguna causa), desregulariza el contrato a tiempo parcial (permitirán que los trabajadores a tiempo parcial puedan dar horas extras), equiparan a los buitres de las ETTs con los servicios públicos de Empleo, se da mayor poder a los empresarios para modificar las condiciones laborales, podrán cambiar la jornada laboral y aplicar la movilidad funcional, incluso entre distintas categorías profesionales, facilita que los empresarios puedan descolgarse de lo acordado en los convenios colectivos, la prórroga automática de los convenios tendrá una duración máxima de dos años, se facilitan los despidos colectivos, las empresas ya no tendrán que tener autorización de la Administración para realizar EREs, los trabajadores en paro que cobren prestaciones tendrán que realizar trabajos en beneficio de la comunidad, las mutuas patronales tendrán más poder para controlar y presionar a los trabajadores que se den de baja, se modifica el sistema de formación para el empleo, se establecen nuevas bonificaciones a la contratación para los empresarios; y como única contrapartida a toda esta batería de medidas contra los trabajadores, se prohibirá el encadenamiento indefinido de contratos temporales que recientemente había aprobado el gobierno de Zapatero.

En definitiva, es una reforma que amplía y profundiza las mismas medidas fracasadas que venía aplicando el gobierno de Zapatero. Es un insulto a la inteligencia pretender que nos creamos que abaratar y facilitar el despido puede crear empleo, o que para frenar la sangría del Paro lo mejor es “redimensionar el sector público” despidiendo a miles de trabajadores laborales, o que la mejor apuesta por la calidad del empleo y la modernización de la negociación colectiva sea retroceder al modelo de relaciones laborales del siglo XIX.

Esta reforma no sólo no ayudará a crear empleo sino que producirá más paro, más precariedad laboral, peores salarios, y un salvaje deterioro de las condiciones laborales.

Es una reforma injusta, inmoral e ilegítima que ataca frontalmente los más elementales derechos de los trabajadores, por tanto, desde CNT llamamos a todos los trabajadores a la rebelión y la lucha contra esta nueva agresión.

Secretaría de Prensa y Comunicación

La CNT considera muy negativo para los trabajadores el II Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva

La Confederación opina que el acuerdo alcanzado por CCOO y UGT con la Patronal, no hace sino profundizar en la pérdida de derechos y llama a la movilización contra este acuerdo, que además no evitará una reforma laboral más profunda por parte del Gobierno del PP.

Cuando casi parecía que el gobierno del PP iba a tener que dictar el texto de la reforma laboral, CCOO, UGT y la Patronal nos sorprenden con una batería de recortes a los derechos de los trabajadores, que en nada desmerece a lo que hubiera podido legislar el gobierno.

De forma incomprensible, los sindicatos “mayoritarios” se pliegan a algunas de las históricas exigencias de la patronal en materias tan importantes como salario, jornada, negociación colectiva o descuelgue de las empresas.

Para los trabajadores, esta reforma, alcanzada con el beneplácito sindical, va a suponer no solo una importante merma salarial, sino una desregulación de las condiciones básicas de trabajo en las empresas, otorgando al empresario la capacidad de distribuir irregularmente la jornada, aplicar la movilidad incluso más allá del grupo profesional al que se pertenece y descolgarse de la aplicación del convenio colectivo por razones absolutamente subjetivas.

A juicio de CNT, son inaceptables las explicaciones dadas por los sindicatos firmantes acerca de que favorecerá la “estabilidad y calidad” en el empleo, puesto que precisamente, todas las medidas acordadas van dirigidas a abaratar y precarizar el trabajo, con el único objetivo real de reducir costes laborales y eliminar derechos de los trabajadores.

En el entorno social y laboral en el que nos encontramos, es fácil hacer creer a los parados que estos recortes tenderán a facilitarles un empleo, aunque es algo que es totalmente falso. Por mucho que se abarate el trabajo, hasta que las perspectivas económicas globales no cambien, no se creará ningún puesto de trabajo. Al contrario, todas las medidas “flexibilizadoras” permiten que las empresas reajusten las plantillas que ya tienen para hacer más trabajo, en peores condiciones y por menos dinero.

Debemos recordar que en las dos últimas décadas, los trabajadores hemos venido sufriendo perdidas de derechos en las reformas laborales que se han venido sucediendo, sin que ninguna de éstas haya cumplido los objetivos anunciados por sus promotores. Lo acordado ahora por sindicatos y patronal hay que situarlo, por tanto, en esta espiral de desregulación tan querida por la gran empresa española.

Resulta insultante para el conjunto de los trabajadores que las organizaciones que por ley, ostentan su representación, se plieguen de esta forma a los mensajes neoliberales que amparados por la crisis, exigen abaratar y precarizar aún más el trabajo. Mientras que a los trabajadores se les impone toda una batería de recortes, a la parte empresarial tan sólo se les hacen “llamamientos” a “realizar un esfuerzo conjunto”, algo que sería cómico si no fuera trágico en la situación social en la que nos encontramos.

Probablemente, una de las razones principales de UGT y CCOO para llegar a acuerdos como éste es seguir percibiendo  la ingente cantidad de subvenciones institucionales y privilegios a los que acceden y que se verían mermados en caso de que ser “desobedientes” con las peticiones del gran capital. Es por tanto, la amenaza de cerrar el grifo de dinero público, la que guía las acciones de estas corporaciones sindicales, mucho más que el interés de aquellos a los que dicen representar.

Desde CNT vamos a instar con todos los medios a nuestro alcance, la oposición a este acuerdo por considerar que atenta contra derechos básicos de los trabajadores en su conjunto sin que vaya a tener repercusión alguna en la reducción del número de parados o en evitar que nuevos trabajadores vayan al paro. Por tanto, hacemos un llamamiento general a la movilización contra estos recortes y los que próximamente vengan de mano del gobierno.

Secretariado Permanente del Comité Confederal

Demanda del Fòrum per la Memòria del PV contra el estado español en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estraburgo

Català

La denúncia es per genocidi i crims contra la humanitat durant el franquisme i per violació dels nostres drets fonamentals

La demanda ha estat admesa a tràmit

El Tribunal Constitucional espanyol no va admetre a tràmit un recurs d’empara presentat pel Fòrum per la Memòria del País Valencià, en relació amb el genocidi franquista i amb les 6 fosses comunes del Cementeri General de València. Aquestes fosses ocupen una superfície total de 41.020 m2 en les quals, des d’el dia 1 d’abril de 1939 fins el 31 de desembre de 1945, s’han pogut documentar 23.661 persones, totes elles hi llençades durant aquest periode.

Aquest Tribunal diu textualment “que no se ha acreditado la trascendencia constitucional del recurso”, malgrat no posar en dubte la realitat dels fets denunciats ja que especifica que “nada cabe decir sobre su verosimilitud”. En altres paraules i per si no restara prou clar –des de ja fa molts anys- que tot està lligat i ben lligat.

Tancades les portes de l’ordenament jurídic espanyol, el Fòrum ha presentat una denúncia davant el Tribunal Europeu de Drets Humans d’Estrasburg. Considerem que si l’Estat Espanyol nega als seus ciutadans la recerca, aclariment i reparació dels crims de la dictadura, és la nostra obligació moral insistir en la seua denúncia, exigir la veritat i demanar justícia i memòria.

Quan drets bàsics, com ara el d’informació, són conculcats per part d’un sistema polític i judicial, hereu de les trames de la dictadura, n’hi ha quelcom més que una simple voluntat d’ocultació. N’hi ha també, cap pensar, una complicitat última amb els fets que denunciem, una seqüència lògica de responsabilitat per part d’aquest estat dit de Dret amb el règim anterior, una naturalesa heretada o, sense més, continuista de l’estructura de poder franquista.

Es tracta d’una simple qüestió de Drets Humans. L’Estat Espanyol no sembla ser sensible a allò tan elemental com l’existència de nombroses fosses comunes escampades per tot el territori, repletes de persones víctimes de la repressió general, afussellades, estrangulades, ofegades, apallissades o mortes sota les terribles condicions socials que va imposar la dictadura durant tots els anys en què va oprimir la població que havia perdut la guerra.

Castellano

La denuncia es por genocidio y crímenes contra la humanidad durante el franquismo y por violación de nuestros derechos fundamentales

La demanda ha sido admitida a trámite

El Tribunal Constitucional español no admitió a trámite el recurso de amparo presentado por el Fòrum per la Memòria del País Valencià, en relación con el genocidio franquista y con las 6 fosas comunes de Cementerio General de Valencia. Estas fosas ocupan una superficie total de 41.020 m2 en las que, del día 1 de abril de 1.939 al 31 de diciembre de 1.945, se han podido documentar 23.661 personas, todas ellas tiradas a dichas fosas durante ese periodo.

Este Tribunal dice textualmente “que no se ha acreditado la trascendencia constitucional del recurso” y ello a pesar de no poner en duda la realidad de los hechos denunciados ya que especifica que “nada cabe decir sobre su verosimilitud”. Es decir, en otras palabras y por si no quedara claro –desde hace muchos años- que todo está atado y bien atado.

Cerradas las puertas del ordenamiento jurídico español, el Fòrum ha presentado una denuncia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Consideramos que si el Estado Español niega a sus ciudadanos la investigación, esclarecimiento y reparación de los crímenes de la dictadura, es nuestra una obligación moral insistir en su denuncia, exigir la verdad y demandar justicia y memoria.

Cuando derechos básicos, como el de información, son conculcados por parte de un sistema político y judicial, heredero de las tramas de la dictadura, hay algo más que una simple voluntad de ocultación. Hay también, cabe pensar, una complicidad última con los hechos que denunciamos, una secuencia lógica de responsabilidad por parte de este Estado llamado de Derecho con el régimen anterior, una naturaleza heredada o, sin más, continuista de la estructura de poder franquista.

Se trata de una simple cuestión de Derechos Humanos. El Estado Español no parece ser sensible a algo tan elemental como la existencia de innumerables fosas comunes desperdigadas por todo el territorio, repletas de personas víctimas de la represión general, fusiladas, estranguladas, ahogadas, apalizadas o muertas bajo las terribles condiciones sociales que impuso la dictadura durante todos los años en que oprimió a la población que había perdido la guerra.