Archivo de la categoría: Anarcosindicalismo

[COMUNICADO] CNT- Valencia no participará en las movilizaciones del 29 de abril

Desde el Sindicato de Oficios Varios de CNT- Valencia rechazamos firmemente la estrategia publicitaria con la cual los sindicatos institucionales-burocráticos pretenden acaparar la atención mediática mediante la convocatoria de una movilización anterior y –pretendidamente- “alternativa” a la jornada del 1º de mayo.

Ante la convocatoria de movilizaciones en todo el estado durante el 29 de abril por parte de los sindicatos institucionales –únicamente con 2 días de antelación a la que es la jornada de lucha por excelencia: el 1º de mayo-, CNT- Valencia quiere comunicar su absoluto rechazo a secundar dicha convocatoria por entender que ésta solamente forma parte de una estrategia que tiene como fin centrar la atención de los medios en sus convocatorias para otorgarse el “control” de marcar el calendario en lo que a movilizaciones respecta pretendiendo, por tanto, que el resto de organizaciones les sigamos y secundemos. Esto no puede entenderse sino tras el rotundo éxito de la jornada del 29M, donde se produjeron movilizaciones por todo el estado de las que participaron numerosos bloques alternativos integrados por un respaldo social –crítico a sus gestiones burocráticas y colaboracionistas con el gobierno- que, a tenor de los acontecimientos, les empieza a preocupar.

Desde CNT- Valencia entendemos esta nueva convocatoria de movilización del 29 de abril contra la reforma laboral y los recortes, como un claro intento de evitar posibles movimientos paralelos emergidos recientemente con motivo de la huelga de 24 horas del 29 de marzo –punto de inflexión en que comprobaron la creciente crítica a que están siendo sometidos por una parte importante de la sociedad-. Además, y frente a lo que consideramos un boicot, condenamos firmemente el intento de priorizar la movilización del 29 de abril a la jornada de lucha del 1º de mayo. Para nosotros/as este gesto es el paradigma de la traición a la clase obrera que tanto predican defender ya que, se excusan en petit comité so pretexto de que, dado que el 1º de mayo es puente, no es una fecha que se preste a la participación masiva, por lo que han relegado a la misma a un plano secundario. Queremos creer que esta decisión no está en ningún caso relacionada con la fecha límite -1º de mayo- que dieron al Gobierno los líderes de ambos sindicatos para retomar la negociación en torno a la reforma laboral.

Concluimos pues que, estos sindicatos intentan, simplemente, evitar un público y notorio desmarque crítico por una parte importante de la ciudadanía en el transcurso de las movilizaciones del 1º de mayo, intentando aparentar fortaleza y unidad, además de abanderarse como los representantes únicos de los/las trabajadores y trabajadoras con una convocatoria diferenciada el 29 de abril.

No bailaremos el agua a aquellos/as que priorizan, boicotean y trazan estrategias sindicales con el único fin de publicitarse y salvaguardar sus propios intereses que, en ningún caso, y a nuestro entender, comparten con los de la clase obrera. No dejaremos que los/las que allanan el camino de la apisonadora del capital se erijan a la cabeza de la acción sindical –de cara a la galería-. Nosotros/as seguiremos luchando y movilizándonos sea o no “compatible” con el calendario de puentes y festivos. Y, por supuesto, nosotros/as saldremos a la calle todos y cada uno de los 1º de mayo, sin hacer estimaciones previas de asistencia y al margen de la preocupación por perder credibilidad.


1º de mayo: un paso más en la lucha contra los recortes

Un año más se acerca el primero de mayo, y un año más (como viene siendo habitual en los últimos tiempos), llegamos a esa fecha de tanto valor para los trabajadores/as sumidos en una ola de recortes contra los más desfavorecidos/as con la crisis como excusa. Sin embargo, para la CNT este primero de mayo de 2012 debe tener un punto diferente de los últimos: es cierto, como decíamos, que los recortes vienen de años atrás, pero no es menos cierto que en esta ocasión nos encontramos ante un recrudecimiento realmente duro de dichos recortes.

Y es que con tres reformas laborales sufridas en el tiempo récord de tan sólo dos años; con recortes presupuestarios como los vistos hace apenas una veintena de días en cuestiones tan elementales como la educación, la sanidad y los servicios sociales; con los recortes aplicados contra los parados/as (y los que se avecinan)… A los trabajadores/as nos han desfigurado, hasta dejarlo casi irreconocible, el marco de relaciones laborales y derechos sociales al que estábamos acostumbrados hace sólo unos pocos años. Y si la CNT venía ya diciendo que esos derechos eran pobres e injustos con los trabajadores/as, qué puede decirse de la actual situación: una vez más asistimos al triste espectáculo que desde la clase política y empresarial nos muestra cómo, para mantener intactos los privilegios de la minoría parásita que ni trabaja ni aporta a la sociedad, no existe mejor idea que cargar todo el coste de semejante disparate sobre las espaldas de los trabajadores/as, llegando al absurdo de afirmar que eso repercutirá en un futuro beneficio colectivo que permitirá a todos salir de la crisis. Algo así como asumir una penosa condena terrenal a cambio de la promesa vacía de un reino de los cielos que nadie ha visto y que, lo que es más, sabemos perfectamente que no existe.

Por si esto fuese poco, peor es todavía lo que se adivina en el horizonte: los cantos de sirena que se oyen sobre una ley de huelgas que restrinja ese derecho (hablando incluso de ilegalizar las huelgas que se convoquen contra “los intereses generales de España”, como si tal interés general existiera), o la reforma del código penal, que muy probablemente servirá para endurecer penas generalmente aplicadas sobre los sectores sociales más empobrecidos, nos lleva a un escenario en el que el Gobierno directamente tratará de convertir a los trabajadores/as, en activo o en paro, en delincuentes y criminales.

Pero también es cierto que a diferencia de otros años, llegamos a este primero de mayo con un motivo para la esperanza que no habíamos tenido en años anteriores: algo ha empezado a moverse a nivel social, y aunque todavía falta mucho camino que recorrer, no parece que vaya a ser flor de un día. No hace ni un mes que vivimos una huelga general de 24 horas, y el mensaje de un amplio sector social fue muy claro: hay ganas de luchar, y no basta con una medida de protesta tan limitada como ésa. Hay que seguir endureciendo nuestras respuestas en la medida en que se endurezcan las agresiones que sufrimos, y en eso ya hemos perdido un tiempo precioso que hay que recuperar. Para muchas de las personas que secundaron el paro del 29-M, la actitud del sindicalismo oficial es insuficiente para plantear un freno real a la andanada dirigida contra nosotros desde el Gobierno, y en eso las organizaciones que apostamos decididamente por una transformación profunda de la sociedad tenemos a la vez una responsabilidad y un reto por delante: el de saber acelerar los acontecimientos e ir provocando un clima de claro enfrentamiento social con quienes pretenden quitarnos derechos conseguidos a base de sacrificios, solidaridad y luchas mantenidas durante décadas.

En ese sentido desde la CNT consideramos que el contenido de este primero de mayo está muy claro: no se trata de una fecha folclórica, ni mucho menos del “día del trabajo”, como muchos se empeñan en nombrarlo últimamente, sino que este año más que nunca se trata de una jornada inserta en un proceso más amplio de lucha, que viene de atrás y que debe servirnos de palanca para echar abajo cuantos recortes se nos quieran imponer. Para la CNT, este primero de mayo es un momento para seguir llevando a la calle el mensaje que creemos idóneo para superar esta situación: hay que seguir caminando hacia una nueva huelga general, y hay que plantearse ya la necesidad de que futuros paros duren más de 24 horas, a fin de aumentar el impacto económico de nuestras movilizaciones. Para eso, la receta es clara: seguiremos aunando todos los esfuerzos posibles en esa dirección, confluyendo con aquellas organizaciones que coincidan en este objetivo con nosotros/as, y al mismo tiempo seguiremos profundizando en nuestra apuesta por un cambio sustancial del modelo sindical imperante en este país, un cambio que haga del sindicalismo sin privilegios la nota habitual en los centros de trabajo. En suma, hemos de hacer lo que nos corresponde: luchar, luchar con toda nuestra energía.

ESTE PRIMERO DE MAYO: A POR UNA NUEVA HUELGA GENERAL

CNT-AIT

La CNT edita los documentales y películas del periodo 1936-1939

Se reúnen por primera vez en nueve volúmenes las producciones cinematográficas fundamentales de la Revolución Española.

Con esta iniciativa, que surgió dentro de la conmemoración del Centenario de la CNT en 2010, se han logrado editar de forma conjunta 39 documentales y cuatro largometrajes de ficción que reúnen lo más significativo de la producción del Sindicato de la Industria del Espectáculo.

La gran mayoría de las producciones corresponden a los años 1936 y 1937, durante los cuales, la industria del cine estuvo colectivizada en Barcelona.

Como resultado de esta colectivización obrera, se obtuvieron multitud de documentos de la guerra que reflejan, desde los primeros momentos de la lucha contra el alzamiento, como “Bajo el signo libertario” o “Reportaje del movimiento revolucionario en Barcelona”, hasta el trabajo en retaguardia, (“En la brecha”).

En el caso de “Amanecer sobre España”, se pone de manifiesto el proceso revolucionario protagonizado por el pueblo español, aunque el documental se estrena ya en 1938, precisamente cuando la revolución comienza a ser frenada. También los avances militares durante el conflicto en “Madrid tumba del fascismo” o los logros de la revolución en Cataluña en “Barcelona trabaja para el frente” tienen un destacado lugar. También ocupan un puesto central los documentos que dan testimonio de las columnas de milicianos que viajan hacia el frente (“Los Aguiluchos de la FAI, “La Columna de Hierro”), así como de su posterior paso al ejército popular (“División Heroica”).

Por su parte, “Aurora de Esperanza” y “Barrios Bajos”, representan lo mejor de la producción de ficción de la industria colectivizada, la primera como antecedente del cine de Rossellini o Visconti y la segunda como muestra de cine policíaco con contenido social, en las que el protagonista es el obrero consciente, imbuido de ideas revolucionarias.

La edición está formada por 9 dvd, agrupados en 7 volúmenes que enfocan los distintos aspectos del movimiento revolucionario. Los dvd están presentados por José Luis Gutiérrez Molina, Abel Paz, Heleno Saña, Miguel Iñiguez, Pablo Nacarino, Ignacio Soriano y Alfonso del Amo, que además de sus palabras de introducción, aportan sus notas al folleto que acompaña a las películas.

En definitiva, el testimonio de los trabajadores del cine que en Barcelona, Madrid, Aragón o Levante, colectivizaron el sector de los espectáculos y que no solo gestionaron de manera ejemplar cines y teatros, sino que se encargaron de producir el material a través del cual el mundo iba a ver la guerra y la revolución españolas.

Las películas se distribuyen actualmente a través de la CNT. Puedes adquirirlas en el Sindicato CNT-Valencia, recogiéndolas directamente en nuestro local (C/ Progreso nº126 Cabañal). El precio es de 20 € por el pack de 9 DVD’s

Horario: Lunes, miércoles y viernes de 18:00 a 21:00h

Listado películas


92/  ‘H
‘,6&2 
ODV FROXPQDV D OD PLOLWDUL]DFLμQ
 $JXLOXFKRV GH OD )$,                                ಬ
 $JXLOXFKRV GH OD )$,                                 ಬ
 $JXLOXFKRV GH OD )$,                                ಬ
 /D EDWDOOD GH )DUOHWH                                 ಬ
 (O FHUFR GH +XHVFD                                   ಬ
 /D &ROXPQD GH +LHUUR +DFLD 7HUXHO                  ಬ
 /D FRQTXLVWD GHO FDUUDVFDO GH &KLPLOODV +XHVFD       ಬ
‘,6&2 
 ‘LYLVLμQ +HURLFD )UHQWH GH +XHVFD                  ಬ
 (O HM«UFLWR GH OD YLFWRULD                               ಬ
 0DGULG WXPED GHO IDVFLVPR                           ಬ
 0DGULG WXPED GHO IDVFLVPR                          ಬ
 0DGULG WXPED GHO IDVFLVPR                          ಬ
 0LOLFLDV $QWLIDVFLVWDV HQ $UDJμQ                        ಬ
92/  /D
5HYROXFLμQ
‘,6&2 
 %DMR HO VLJQR OLEHUWDULR                               ಬ
 $\XGD D 0DGULG                                      ಬ
 %DUFHORQD WUDEDMD SDUD HO IUHQWH                       ಬ
 (Q OD EUHFKD                                         ಬ
 (QWLHUUR ‘XUUXWL 7KH PDVV WULEXWH WR % ‘XUUXWL         ಬ
‘,6&2 
 5HSRUWDMH GHO PRYLPLHQWR UHYROXFLRQDULR GH %DUFHORQD  ಬ
 $UDJμQ WUDEDMD \ OXFKD                               ಬ
  GH 1RYLHPEUH                                    ಬ
 (O ,QVWLWXWR 5HJLRQDO $JURSHFXDULR                    ಬ
 /D 1⁄4OWLPD                                            ಬ
92/  8Q SXHEOR HQ DUPDV
92/  /D JXHUUD
92/  (O PXQGR REUHUR
 $PDQHFHU VREUH (VSD3D HQ  PXGD                 ಬ
 $PDQHFHU VREUH (VSD3D HVSD3RO                   ಬ
 $PDQHFHU VREUH (VSD3D LQJO«V                     ಬ
 $ODV QHJUDV                                         ಬ
 (O IUHQWH \ OD UHWDJXDUGLD                             ಬ
 (O JHQHUDO 3R]DV YLVLWD HO IUHQWH GH $UDJμQ              ಬ
  WUHV IHFKDV JORULRVDV                            ಬ
 c&ULPLQDOHV %RPEDUGHRV VREUH %DUFHORQD              ಬ
 < W1⁄4 TX« KDFHV”                                    ಬ
 /D VLOOD YDF ̄D                                         ಬ
 0RPHQWRV GH (VSD3D                                 ಬ
 7HUXHO KD FD ̄GR                                      ಬ
 /D WRPD GH 7HUXHO                                    ಬ
 $XURUD GH HVSHUDQ]D                                ಬ
 c1RVRWURV VRPRV DV ̄                                 ಬ
92/  (Q HO PXQGR EXUJX«V ,
92/ (Q HO PXQGR EXUJX«V ,,
1XHVWUR FXOSDEOH                                   ಬ
%DUULRV EDMRV                                       ಬ

[CRÓNICA] HUELGA GENERAL DEL 29M: CNT- Valencia, en la calle y en los tajos

Aproximadamente un 76% de los trabajadores y trabajadoras secundan el paro de 24 horas, llegando la participación a su punto álgido en una multitudinaria manifestación que desbordó toda previsión, convirtiéndose en una de las más numerosas a nivel confederal.

CNT- Valencia emprendió la jornada de huelga en las primeras horas de la madrugada dirigiéndose así a Mercavalencia, punto neurálgico de todas las actividades comerciales de la ciudad, donde se iniciaban los piquetes informativos y en el cual se reportó una actividad mínima, llegando a observarse un escaso número de camiones –alrededor de una decena, cifra inapreciable comparada con un día normal. Como anécdota, destacar que, una oportuna avería en un camión llamado –irónicamente- “Madremía” permitió a éste ejercer las labores de improvisado piquete, convirtiéndose en una enorme barricada justo en la entrada principal, ante la mirada atónita de aproximadamente 300 personas que habían acudido a la zona como piquetes. Ya en estos primeros momentos del paro, se observaba lo que parecía una alta participación de los trabajadores y trabajadoras en la huelga, se reportaba, entonces, que otras zonas clave de Valencia como el puerto, la factoría Ford de Almussafes o el polígono de La Fuente del Jarro estaban prácticamente bloqueadas. Hecho que el Sindicato de Oficios Varios de Valencia pudo comprobar “in situ” en este último polígono mencionado sobre las 4:00 am, el cual estaba prácticamente vacío, teniendo que situar el piquete en un almacén de SEUR, donde apenas se observó actividad que fue sobradamente compensada por la ejercida por la policía nacional y la seguridad privada del edificio, llegando a contabilizar más 30 agentes para una veintena de personas.

Después de descartar varios lugares a los que acudir por la constancia que ya habían sido bloqueados, CNT- Valencia se dirigió al polígono de Picassent, donde, encontrándose con otros sindicatos, intentó evitar que los trabajadores y trabajadoras que entraban a trabajar en autobús cumplieran sus turnos al subir una compañera del sindicato al autobús para informar a los trabajadores/ras y, después, al mantenerse los piquetes en la entrada de esta empresa (Dr. Schneider) Casi con la salida del sol, los piquetes se dirigieron a Vara de Quart, donde cumplieron con tareas informativas en diversas empresas y cafeterías de la zona, acudiendo, a continuación, a las puertas del CIPFP Misericordia con la Sección Sindical que CNT- Valencia tiene en dicho instituto, comprobando que el paro fue secundado –a excepción de los servicios mínimos- casi por un 100% del profesorado.

Tras recorrer dicho trayecto, los compañeros y compañeras de CNT-Valencia se dirigieron a Delegación del Gobierno junto con COS (Coordinadora Obrera Sindical), donde había convocada una concentración a las 10:00 am, y posteriormente, a una concentración a la plaza del ayuntamiento, donde también se desplegó un fuerte dispositivo policial.

Es necesario destacar el desmesurado despliegue policial –sobre todo durante la noche- tanto en la ciudad como en los polígonos. Los compañeros y compañeras de CNT- Valencia fueron seguidos, vigilados y –en más de una ocasión- hasta “escoltados” con una patrulla delante y otra detrás, allá a donde se dirigieran, ejerciendo en algunos momentos la intimidación mediante maniobras poco ortodoxas y nada meritorias de su categoría oficial de “figuras ejemplares” con sus coches de policía. Así mismo, también fue llamativa la excesiva diplomacia y educación con la que algunos de los agentes se dirigieron a los/las compañeros/as durante los piquetes, a la que tan poco acostumbrados/as nos tienen y la cual –parece- se reservan para ocasiones especiales.

La segunda parte de la jornada de huelga transcurrió en la manifestación convocada por los sindicatos institucionales-burocráticos CCOO y UGT a las 18.30h, a la cual CNT- Valencia asistió dentro de un bloque crítico integrado por diversas asociaciones y colectivos así como por otros sindicatos. Siendo la hora de inicio de la convocatoria adelantada por este bloque a las 17.30h y ante la masiva participación de los y las asistentes en el bloque en cuestión, la convocatoria no pudo sino verse forzada a comenzar antes. Tal y como había sido acordado y planificado, CNT- Valencia comenzó a situarse en la manifestación integrando el bloque y dejando un espacio notorio entre los sindicatos convocantes, hecho que fue imposible mantener debido al elevado número de personas que se iban sumando a la convocatoria y que aprovechaban el espacio libre para unirse a ésta. A esta convocatoria nos acompañaron los compañeros y compañeras de Sagunto y La Vall d’Albaida- La Costera, aportando éstos últimos la pancarta que el grupo que integraba CNT- Valencia portó durante la manifestación y en la cual podía leerse: “NO DEIXEM ALS NOSTRES FILLS PITJOR QUE ELS NOSTRES IAIOS. Per una vaga real, indefinida i revolucionaria”.

Cabe destacar que, debido a la alta participación en la convocatoria, la manifestación estuvo prácticamente inmóvil durante más de 2 horas, ya que no dejaba de sumarse gente imposibilitando avanzar en el trayecto. Aunque, por otra parte, estos momentos de inmovilización no fueron en balde ya que, no se dejaron de gritar consignas y cantar canciones combativas que –quizá- recordáran a algunos/as a luchas pasadas y consiguiendo, tras repetidas consignas pidiendo el cierre de una cafetería del centro, que éste se efectuara finalmente.

En lo que refiere a presencia policial, resultaba extraña la escasa –por no decir nula- presencia que se encontró en los lugares aledaños a la zona de inicio de la convocatoria (Plaza San Agustín, Calle Xàtiva, estación- plaza de toros y –muy importante- IES Lluís Vives) La vigilancia se limitaba al continuo y cansino sobrevuelo de un helicóptero de la policía nacional. Momentos después, pudo conocerse el motivo de esta escasez de efectivos, cuando se comprobó el desmesurado despliegue policial en puntos estratégicos de la calle Colón –tanto comerciales como políticos- como El Corte Inglés o Delegación de Gobierno. Esta elevada concentración de agentes en las puertas de El Corte Inglés protagonizó uno de los escasos momentos de tensión cuando al pasar por delante, el bloque de CNT- Valencia comenzó a gritar: “Vergüenza me daría ser policía” provocando que los y las asistentes pararan allí mismo entonando repetidamente esta consigna y varias decenas de asistentes se acercaran a los policías para increparles.

La nota “cómica” la puso un grupo reducido de individuos que, desde la terraza de uno de los edificios más altos de la calle Colón, donde se encuentra la sede de la Falange Española, realizó saludos fascistas acompañados por una bandera franquista que había sido izada para la ocasión. Hecho que fue respondido por los y las participantes en el bloque crítico con: “¡Que se tire, que se tire!”

Alrededor de 200.000 personas participaron en esta manifestación por el centro de la ciudad, convirtiéndose esta convocatoria en una de las más multitudinarias de cuántas se recuerdan en Valencia además de ser una de las más participativas a nivel confederal, dándose por finalizada alrededor de las 21.30h en la Puerta del Mar.

FOTOS:

Traducción pancarta: NO DEJEMOS A NUESTROS HIJOS PEOR QUE NUESTROS ABUELOS Por una huelga real indefinida y revolucionaria

31 de marzo, día de acción europeo contra el capitalismo

Europa y la Unión Europea se encuentran en estado de alarma. En los últimos meses, se han agravado la contracción del crédito y la crisis de la zona euro, y en repetidas cumbres europeas se han aprobado medidas de urgencia con el fin de rescatar al capitalismo. Según los políticos y los medios de comunicación, dichas medidas son indispensables para evitar el colapso, la recesión y una mayor pobreza. Si no nos defendemos, esta retórica catastrofista pavimentará el camino para reformas neoliberales del mercado que tendrán un impacto social en las próximas décadas. Durante los primeros años de la crisis, se dijo que el capitalismo debía ser regulado, que los bancos y las grandes empresas debían pagar parte del coste de la crisis de la cual ellos mismos eran responsables. Sin embargo, ocurre todo lo contrario: la Unión Europea, sus estados miembros y los países candidatos cifran sus esperanzas en una mayor “competitividad” y en medidas de austeridad brutales para garantizar la “confianza” y los beneficios privados. Pero, precisamente así, confirman la lógica destructiva del sistema capitalista. El capitalismo es crisis e impotencia, es pobreza en medio de riqueza privada. ¡Organicémonos para construir una sociedad mejor!

La crisis es sistémica

La globalización capitalista de las últimas décadas ha agudizado la competitividad entre las empresas y las economías nacionales. Todos los países industrializados han desregulado sus mercados de forma sistemática, recortado en seguridad social y en derechos laborales, privatizado bienes públicos y reforzado los medios de control social, todo ello para favorecer un crecimiento capitalista desenfrenado. Incluso en Europa nuestra vida se vuelve cada vez más insegura y la brecha social se profundiza. En los llamados “mercados emergentes” rige una crisis social permanente, manifestándose en expropiaciones y una despiadada explotación con el apoyo del estado, cuya meta es un crecimiento nacional de la economía que beneficie solamente a los privilegiados. La transformación neoliberal de las últimas décadas ha permitido también la efervescencia de los mercados financieros. Ya sea el boom de las punto-com, los fondos de inversión inmobiliarios y los derivados financieros, las burbujas especulativas han estallado una tras otra; a todo auge le sigue una caída estrepitosa. Los culpables no son, como muchos piensan, la supuesta avaricia ni la corrupción de una pequeña élite, sino la lógica de beneficios del sistema a la que estamos todos sometidos, querámoslo o no.

Superando el régimen de la UE

En 2011, la crisis de la zona euro y la crisis monetaria se agravaron. Algunos estados están a punto de caer en bancarrota, lo que amenaza al euro. A primera vista, estos estados han “vivido por encima de sus capacidades”. En realidad sólo trataron de impulsar el crecimiento capitalista por medio del endeudamiento; lo hicieron como otros tantos, sólo que con menos fortuna. El apoyo del Banco Central Europeo (BCE) y los nuevos y millonarios “fondos de rescate” están condicionados por imposiciones draconianas. Al “frenar la deuda” europea se busca “apaciguar a los mercados”, obviamente en detrimento de los trabajadores, parados y estudiantes. Asimismo, a las ganancias privadas no se les toca. Lo mismo sucede en los países candidatos del este y sur de Europa a los cuales la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) imponen amplios recortes presupuestarios y privatizaciones, todo ello con el fin de proteger el régimen de competitividad de la UE que ha generado la crisis y las exigencias de los núcleos económicos europeos. Los gobiernos alemán y francés han logrado imponer, prácticamente sin trabas, sus intereses a pesar de ciertas diferencias políticas. En algunos países, sin embargo, ha habido contundentes manifestaciones de protesta. En todo el mundo han surgido iniciativas de base que buscan superar la impotencia política. Pero  de momento las huelgas masivas no han tenido éxito. Al fin y al cabo, los grandes sindicatos apoyan la políticas económica de sus respectivos gobiernos y sólo reclaman paños calientes como paliativos. No ha habido una solidaridad sindical efectiva más allá de las fronteras nacionales. Si queremos que las cosas cambien a ese nivel, tendremos que ocuparnos de ello nosotros mismos.

Podemos hacerlo mejor

La gestión europea de la crisis es tan especulativa como lo ha sido siempre el capitalismo, pues los brutales recortes ponen en peligro tanto la estabilidad económica como el crecimiento en base al crédito. En el capitalismo no hay camino seguro, sino una gestión de la crisis permanente. ¿Vale la pena desperdiciar nuestra vida para esto? Mejor luchemos juntos contra los dictados de los mercados y organicémonos de una vez por todas en Europa. El día de acción europeo del 31 de marzo de 2012 es un primer paso en esta dirección. Las manifestaciones que tendrán lugar de forma simultánea en varios países europeos no son únicamente un símbolo de solidaridad anticapitalista, sino que ya son parte de un debate y de lazos a nivel europeo. Invitamos a todas las iniciativas de carácter emancipador a formar parte de la configuración de este proceso. Tenemos que organizarnos al margen de las vías institucionales y persistir en la lucha. La crisis se manifiesta de distintas formas según nuestros países, pero tenemos una meta en común: no queremos salvar al capitalismo, sino superarlo. Rechazamos las política de defensa de los intereses nacionales y las ideologías nacionalistas. Es importante la lucha contra el desmantelamiento continuo de los derechos sociales, pero nuestras perspectivas van más allá. Debemos acabar con los fatales imperativos del capitalismo y de sus instituciones políticas. La “democracia real”, exigida en muchas protestas, sólo es posible sin capitalismo.

Listado con movilizaciones internacionales
Página oficial (en inglés)