Periódico CNT nº 414 – Agosto/septiembre 2014

Ya se encuentra disponible el número 414 del periódico CNT correspondiente a los meses de agosto y septiembre del 2014, cuya sección CNT a fondo está dedicada a Valencia.

El periódico se puede comprar en los siguientes lugares:
CNT-Valencia → Calle del Progreso nº126, Cabanyal-Canyamelar (ver mapa)
Librería Primado → Avenida Primado Reig nº102, Jaume Roig (ver mapa)

Y está disponible para consulta en:
Kaf Café → Calle Arquitecto Arnau nº16, Benimaclet (ver mapa)
Café Cronopio
Calle del Barón de San Petrillo nº46, Benimaclet (ver mapa)
La Gramola
Calle del Barón de San Petrillo nº9, Benimaclet (ver mapa)
Loca Bohemia
Calle Enrique Navarro nº8, Benimaclet (ver mapa)
Biblioteca Anarquista de l’Horta Calle Diógenes López Mechó s/n, Camí de Vera (ver mapa)
Mendiclub Restobar → Calle Poeta Durán y Tortajada nº4, Ciutat Jardí (ver mapa)
El Kubata de Hojalata → Calle Historiadora Sylvia Romeu nº4, Ciutat Jardí (ver mapa)
Taska Gat → Calle Campoamor nº42, Ciutat Jardí (ver mapa)
El Asesino → Plaza Cedro nº1, Ciutat Jardí (ver mapa)
Biblioteca Municipal d’Alginet Calle Arzobispo Sanchís nº29, Alginet (ver mapa)

Periódico CNT 414 - Septiembre 2014

Descargar Periódico

Partidos para qué

Disculpadnos pero no nos convencéis. Podéis llamarnos utópicos, pero en ningún caso somos ingenuos ni inocentes, y mucho menos carecemos de memoria ni como trabajadores ni como organización.

Parece ser que los partidos políticos e instituciones varias de este país se han visto obligadas a contagiarse de un virus que les causa regeneración política, renovación de caras, mecanismos de participación, medidas anticorrupción, afán de transparencia…

Como uno es lo que hace y no lo que dice, disculpadnos de nuevo si no nos fiamos ni de los partidos políticos ni de instituciones como la Monarquía. Siendo educados, como poco, sois unos “artistas” de primera fila.

Habéis sido, y sois, parte responsable y cómplice de la mayor destrucción de derechos laborales y sociales en décadas, de un recorte de libertades brutal en nombre de vuestra democracia, de provocar una crisis que solo pagan los trabajadores a costa de empeorar sus vidas, de desahuciar a las personas y rescatar a los bancos, de precarizar los servicios públicos, de reformar vuestra sagrada constitución para asegurar los privilegios y beneficios de la banca y los grandes capitales financieros, de crear y mantener la red de corrupción y clientelismo para enriqueceros robando del erario público, de tener vuestro dinero a salvo (por supuesto) en vuestros paraísos fiscales.

Pero ahora, cuando habéis cambiado el escenario social y las reglas del juego a favor del capitalismo más feroz, como buenos cristianos os arrepentís y, para que no os acusen de falta de pluralidad (religiosa) en plan hinduista, pretendéis reencarnaros en lo que nunca seréis: una opción real y honrada que sirva a los intereses de la clase trabajadora. Vuestros líderes pasados (sentados en las juntas de las multinacionales) o presentes (salidos de la nada para llevárselo todo) nos producen serios ataques de desconfianza.

Vuestros nuevos formatos y discursos no esconden más que prácticas viejas que todos conocemos y sentimos duramente en nuestro día a día. Vuestras flamantes «nuevas promesas» no nos convencen, ni nos convencerán. A pesar de vuestras grandes campañas de lavado de cara, de vuestras magníficas puestas en escena ante los grandes medios de desinformación, no lograréis ocultar que a quien realmente servís es al capital. Pretendéis volver a traicionar a los trabajadores una y otra vez, y al parecer las que haga falta. Confiamos en que vuestra estrategia de manipulación esta vez no os funcione, porque muchas personas son ya conscientes de la realidad.

En la CNT, puestos a confiar, depositamos nuestra confianza en las personas que están luchando y alzando la voz. En el tajo, en las plazas, en los barrios, en los espacios okupados, en los movimientos sociales, intentando de una manera real y horizontal construir herramientas para un cambio social profundo, a partir del cual podamos recuperar el terreno perdido y obtener nuevas conquistas sociales.

En fin, cada uno a lo suyo. Vosotros a lo de siempre, que, como dijo alguien; «pobrecitos los políticos de oficio, que trabajan para el pueblo en su propio beneficio». Y nosotros a lo nuestro, a luchar y a construir desde abajo una herramienta de lucha al servicio real de los trabajadores.

Por eso nunca votamos ni al PSOE ni a sus traidores, ni a ninguno de los demás.

Secretariado Permanente del Comité Confederal

En este número:

  • Portada | Puerta abierta a la siniestrabilidad
  • Sindical pág 7 | La farsa del ERE un Atento
  • Economía pág 10 | Como la banca crea el dinero
  • Actualidad pág 15 | Las corralas de la Dignidad
  • Global pág 18 | El ébola: enfermedad y muerte como parte del juego
  • Memoria e Historia pág 21 | Los anarquistas ante la I Guerra Mundial
  • Cultura cuadernillo central | Entrevista a Paco Gómez: “Las mayorías siguen pensando que derechos son privilegios”
  • Opinión pág 26 | Blabacar, Uber y Taxis: polvo en el camino
  • Contraportada | Nuestros locales // Madrid: anarcosindicalismo en el pulmón de la capital