Transfondo social y económico de las revueltas en Inglaterra

Como habréis visto por la cobertura mediática ha habido revueltas a lo largo de Gran Bretaña. No sorprende que haya habido revueltas ya que amplios sectores de la clase trabajadora británica viven en la pobreza y la exclusión social. Muchas comunidades obreras de Inglaterra nunca se recuperaron del cierre de las industrias tradicionales como la minería del carbón, la ingeniería de la fabricación del acero y demás. Esto data de los años 1970 y 1980 cuando fueron diezmadas las bases de la fabricación en Gran Bretaña.

A principios de los años 80, con millones de parados, hubo revueltas en Gran Bretaña. Las revueltas estuvieron mayormente concentradas en los “centros de las ciudades” o en las “fincas municipales” – estas zonas son vastos edificios para viviendas construidos por los gobiernos locales y constituyen algunas de las comunidades más pobres de Inglaterra. Aunque las áreas centrales de las ciudades tienden a contar con alta población inmigrante, las fincas municipales tienden a estar dominadas por la clase trabajadora blanca. En los años 1980 los medios de comunicación intentaron por primera vez retratar las revueltas como “revueltas raciales”, pero el hecho de que tanta clase trabajadora blanca de las fincas municipales participaran en las revueltas forzó a los medios a abandonar el intento de culpar a los inmigrantes de las revueltas.

A pesar de que, hasta un grado, Gran Bretaña se ha recuperado de la pérdida de manufacturas, el colapso de la organización de la clase obrera ha significado que la riqueza en Inglaterra ha ido concentrándose cada vez más en la alta sociedad.

Inglaterra cuenta ahora con una sociedad tan desigual como lo era en el siglo XVIII. La situación en el centro de las ciudades y en las fincas municipales se ha hecho, en muchas formas, mucho peor desde los años 1980, la riqueza está concentrada entre el 10% de los de más arriba, la pobreza ha aumentado para el 20% de la gente de más abajo. El paro es alto en general y el empleo juvenil es masivo en las fincas municipales y en el centro de las ciudades. La criminalidad es alta en estas áreas y el consumo de drogas y los delitos relacionados con drogas están también extendidos.

Los índices de mortalidad son mucho más altos en estas áreas que en las áreas más ricas del país. La exclusión social es alta y la vida es bastante desolada en general, con la mayoría luchando constantemente sólo para sobrevivir. Por tanto, no es sorprendente que, como en los años 80, las revueltas hayan estado concentradas en el centro de las ciudades y en las fincas municipales.

En los últimos veinte años, el sector vivienda y servicios rellenó hasta un punto el vacío dejado por los empleos en manufactura, pero estos nuevos empleos son a menudo a tiempo parcial y mal pagados. Los salarios en el sector vivienda y servicios son tan bajos que, a veces, hay que “complementarlos” con prestaciones del estado. Así que, incluso trabajando, hay gente que recibe prestaciones del estado. Como parte de los recortes que se están llevando a cabo en Inglaterra ahora están los trabajadores del sector inmobiliario que han sido golpeados duramente por la pérdida de cientos de miles de empleos en el sector. Así que son las zonas más pobres que, desde la pérdida de la manufactura han sido dependientes de los empleos en el sector inmobiliario, las que están sufriendo más los recortes en el empleo.

En el centro de las ciudades y en las fincas municipales la vida es dura, particularmente para la gente joven. Como en cualquier recesión, lo primero que hacen los empleadores es dejar de contratar a trabajadores, lo que significa que simplemente no hay trabajo para la gente joven que sale de la escuela. Oficialmente hay un millón de jóvenes desempleados en Inglaterra, la cifra es en realidad mucho mayor. Además los medios y el gobierno llevan años atacando a los parados llamándoles “gorrones” que no quieren trabajar y se alegran de vivir a costa de las prestaciones del estado. No solamente han recortado las prestaciones, han hecho la vida mucho más difícil para aquellos que demandan prestaciones, acosando constantemente a la gente, comprobando y forzándoles a probar que están buscando trabajo.

No hace falta decir que la rabia ha crecido entre la gente de las fincas municipales y de los centros de las ciudades y, en particular, entre la gente joven que está constantemente siendo acosada por el estado y la policía. La gente joven de la clase trabajadora también se ve retratada por los medios y por los políticos como estúpida y violenta. Una nueva palabra despectiva, “chav”, usada para describir a la clase trabajadora joven, se usa ahora diariamente en Inglaterra. La profundidad del odio entre la gente joven se puede medir por la velocidad en que se extendieron las revueltas.

Ha habido una explosión de odio por parte de los desechados y abandonados. Y el problema es que la rabia de la gente joven no tiene dirección. Aunque el grueso de las revueltas se ha dirigido a grandes tiendas, algunas tiendas y casas de zonas de clase trabajadora también han sido atacadas, creando miedo en algunas comunidades de clase trabajadora. La rabia no está organizada aunque esperamos que eso cambie según se vayan desenvolviendo las cosas. Los sindicatos reformistas de Inglaterra nunca han hecho algo así como organizarse en las comunidades de clase trabajadora y entre los desempleados, así que la idea de sindicato no significa nada para la mayoría de los trabajadores jóvenes en paro. Ya que una parte de la Solidarity Federation se mueve hacia la conversión en un sindicato funcional, hemos estado en el proceso de desarrollar una estrategia comunitaria dirigida a asegurar que, como sindicato anarcosindicalista, nos organizamos tanto en el centro de trabajo como en la comunidad.

A lo largo de la semana pasada, la Solidarity Federation ha emitido comunicados que aspiran a reflejar la verdadera naturaleza de las revueltas. Algunos de nuestros comentarios han sido escogidos por los medios a nivel nacional y, como resultado, nuestro sitio web se ha caído en varias ocasiones ya que la gente ha buscado más información. También distribuiremos panfletos en áreas de clase trabajadora.

Pero el propósito de la Solidarity Federation es construir una presencia permanente en áreas de clase trabajadora. Nuestro propósito es convertirnos en parte de la lucha diaria de los trabajadores contra el capitalismo.

Secretario Internacional de la SF-AIT

Solidaridad

Síguenos

  • facebook
  • twitter
  • YouTube

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Cuenta con CNT

Categorías

Archivo

Sindicatos de Levante

CIE's NO

CNT

Web Confederal CNT-AIT
Periódico cnt
Directorio de Sindicatos
FAL
Revista Estudios
Cuadernos para el debate
Marcacoso
Confederación Nacional del Trabajo. CNT-AIT. C/ Progreso 126, Cabanyal, Valencia. Telf: 963419341. Email: valencia@cnt.es